El conflicto en los polideportivos de Erandio se encona y la plantilla pide la implicación municipal

La plantilla pide mayor estabilidad laboral y mejoras salariales. /IGNACIO PÉREZ
La plantilla pide mayor estabilidad laboral y mejoras salariales. / IGNACIO PÉREZ

Los trabajadores, que cumplieron ayer tres semanas de huelga, se manifestarán mañana con usuarios afectados

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Los trabajadores subcontrados a través de la empresa Bi Sport, adjudicataria de la gestión de los polideportivos de Erandio, que ganó el último concurso municipal hace justo un año, cumplieron ayer su tercera semana de huelga y reclamaron la implicación de la Corporación municipal para buscar una solución a un conflicto, cada vez más enconado.

De hecho, los trabajadores asistieron el jueves al pleno municipal, en el que leyeron un comunicado. Y han organizado para mañana una manifestación de protesta en forma de «caminata» que partirá a las 10.00 de la mañana del polideportivo de Altzaga y recorrerá todo el municipio, y en la que esperan contar con el apoyo de los usuarios. La comitiva se dirigirá primero al polideportivo de Astrabudua, para finalizar la marcha frente al Ayuntamiento.

La plantilla que el equipo de gobierno mueva ficha. Aunque el Consistorio ya anunció que la empresa no cobrará por cada día de huelga, la plantilla de Bi Sport pide que se fuerce a la firma a negociar ya que, a su juicio, la Corporación también es responsable de sus condiciones laborales. El delegado sindical de ELA, Aitor Fernández, aseguró que «las condiciones en las que somos contratados, las establece el pliego de adjudicación que los concejales confeccionaron».

Horario reducido

Por este motivo, solicitó a los responsables locales «tener en cuenta nuestras demandas y el servicio de calidad que damos», sin olvidar que «muchas y muchos de nosotros somos, también, residentes» en este municipio. «De mano del Ayuntamiento, al igual de que de la empresa, podemos dar una solución a este conflicto», aseguran los trabajadores, que apuntan que «la falta de voluntad de negociar por parte de Bi Sport y la sensación de ninguneo nos ha llevado a esta situación.En todas las reuniones mantenidas desde el inicio de la huelga, la empresa ha acudido obligada pero sin ninguna disposición, pese a que hemos ido rebajando nuestras pretensiones», critican.

La plantilla pide una mayor estabilidad laboral, la reducción de la jornada anual e incrementos salariales. Por ejemplo, la mayoría son monitores y ponen su «tiempo y bolsillo» para prepararse las clases. El Ayuntamiento ya aseguró que dará respuesta a todas las quejas de los usuarios. El horario de los polideportivos se ha reducido entre semana y las instalaciones permanecen cerradas los fines de semana, obligando a desplazar entrenamientos y partidos.

Temas

Erandio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos