Chute de autoestima para el Leioa

Los de Lambea consiguieron su primera victoria en el torneo de liga regular.
Los de Lambea consiguieron su primera victoria en el torneo de liga regular. / JOAQUÍN PANEDA

Los azulgranas se quitan la espina de la eliminación en la Copa con una balsámica victoria a domicilio ante el Lealtad

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA LEIOA.

Por fin. El Leioa logró el domingo una balsámica victoria ante el asturiano Lealtad, la primera que consiguieron en la liga después de una mala racha de dos derrotas consecutivas -en la segunda ronda eliminatoria de la Copa del Rey y en la última cita del torneo regular- que había hecho flaquear los ánimos del club. Y eso que los de Sarriena sufrieron dos lesiones durante el primer cuarto de hora, agravando la situación de una plantilla con varias bajas por lesión y expulsados.

El entrenador, Jon Ander Lambea, se mostró «más que satisfecho» con la primera victoria de la temporada en liga, después de dos empates y una derrota. «Después de las dos semanas tan intensas que hemos tenido, con partidos consecutivos de Liga y Copa del Rey, acabar este ciclo con un 0 a 3 es muy positivo para el grupo». En su opinión, la clave de este resultado radicó en que el conjunto afrontó el encuentro con «mucha rabia. Tenían la espina clavada de la eliminación de Copa». Además, los resultados positivos no terminaban de llegar conscientes del «esfuerzo realizado durante la pretemporada y en los partidos oficiales». Si bien no le duelen prendas al reconocer que «en los últimos dos no estuvimos acertados», pagando con sendas derrotas frente al Calahorra, despidiéndose de la Copa del Rey, y frente al Sporting B, que se llevó los tres puntos de Sarriena.

Por todo ello el grupo estaba «dolido y sacaron la mala leche para reivindicarse, que las cosas se estaban haciendo bien y los resultados tenían que llegar». Un triunfo balsámico para «reafirmarnos. Si bien no teníamos dudas del rendimiento, éramos conscientes de la importancia de ganar este partido frente a un rival asequible», reconoce el titular del banquillo de Sarriena.

Los azulgranas afrontaron el encuentro con bajas sensibles y, para colmo de males, en los primeros quince minutos Yosu Camporro y Óscar Pérez debieron abandonar el terreno de juego lesionados. Un panorama complicado debido a que «teníamos en el banquillo dos jugadores entre algodones con los que no podíamos contar», destaca Lambea. Todo ello obligó a «adaptar el sistema a los jugadores que estaban al cien por cien, algo a lo que se acoplaron a la perfección». Y se mostró «orgulloso dado que todo el mundo tiró del carro. Esta victoria es mérito del equipo».

Contra el Racing otra vez

Ahora se volverán a ver las caras a las 18.00 horas del próximo domingo en Sarriena con el Racing de Santander, al que dejaron en la cuneta en la primera eliminatoria copera. Lambea espera un encuentro «totalmente diferente» teniendo en cuenta los últimos resultados de los santanderinos en la competición. La parte positiva radica en que «podemos preparar el partido con más calma y las piernas más descansadas al no tener que competir entre semana». De hecho la plantilla no volverá a los entrenamientos hasta mañana, con dos días de descanso por medio para que «regresen con chispa y con la ilusión puesta en este domingo».

Fotos

Vídeos