LAS CLAVES

Cerveza con aires marineros

Josu Zubizarreta ,Markel Herrero, María Barrena y Javier Zubeldia en Arrigunaga. / I. SÁNCHEZ DE LUNA
Josu Zubizarreta ,Markel Herrero, María Barrena y Javier Zubeldia en Arrigunaga. / I. SÁNCHEZ DE LUNA

Cuatro jóvenes lanzan un producto artesanal enfocado al mercado local y premiado en el Concurso de Ideas de Getxo

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA GETXO.

Las aguas que bañan la playa de Arrigunaga con el molino de Aixerrota de fondo son el santo y seña de la etiqueta de 'Azkona', una nueva cerveza artesana elaborada por tres jóvenes emprendedores getxotarras que se han lanzado a esta aventura con la «ilusión de enriquecer la cultura cervecera de nuestros alrededores», apunta Markel Herrero, uno de los promotores. Junto con sus compañeros Josu Zubizarreta y Javier Zubeldia decidió hace cuatro años dar el paso. «Tomando unas cervezas se nos ocurrió elaborar una propia. Dicho y hecho. «Nos juntamos un grupo de amigos en un piso de Santutxu y empezamos a elaborar las primeras fórmulas y una pequeña producción para consumo propio».

Aquellos fueron los inicios. El siguiente paso fue más arriesgado. Presentaron aquellas primeras elaboraciones a un concurso de cerveza artesana celebrado en Sevilla. «Nos llevamos el primer premio en estilo libre y un tercero en la categoría Brown Ale», recuerdan. Aquel espaldarazo que les llevó a adentrarse en el mundo comercial, una decisión que supuso el «abandono del proyecto de algunas personas con las que empezamos porque nosotros queríamos probar fortuna de manera más seria , mientras que los otros opinaban distinto», apunta Javier Zubeldia.

El impulso definitivo para comercializar su producto llegó al ganar el segundo premio del Concurso de Ideas Wanted, promovido por el Ayuntamiento de Getxo, para ayudar a la puesta en marcha de proyectos desarrollados por jóvenes de entre 18 y 30 años de edad. Con los más de 4.600 euros de ayuda «nos decidimos definitivamente debido a que al no ser productores, la inversión es más asequible».

Este fue el espaldarazo definitivo para que estos tres amigos tomasen el camino iniciado por otros elaboradores artesanales de Getxo y Uribe Kosta. Es un gremio pequeño en el que existe la camadería. Un ejemplo es Ángel Luis Blas, otro cervecero artesanal getxotarra que tiene su propia línea de cervezas 'Tito Blas', producida en Gorliz, y que va a colaborar en la en la elaboración de Azkona. «Confiamos mucho en él», resalta Herrero.

¿Y cómo es esta cerveza?. Sus creadores la definen como «ligera, con un suave amargor y aromas cítricos que marcan la diferencia con los sabores habituales». Su fórmula tiene como ingredientes Pale y Munich, dos tipos de maltas, combinados con lúpulos como Simcoe, Amarillo Citra y Equinox, sumados a dextrosa, levadura y agua.

En un inicio, tras los primeros experimentos en Santutxu, trasladaron la base de operaciones a un caserío ubicado en la zona de Iberre en Getxo. Allí continuaron realizando experimentos hasta dar con Azkona. Todo de la manera más artesanal. En tres bidones de acero inoxidable diseñados por Josu Zubizarreta, ingeniero de profesión. «El primero está destinado a calentar el agua, en otro maceramos la malta y, en el último, hervimos lo que se denomina el 'mosto' infusionándolo con los lúpulos», detalla el creador del sistema.

A los tres amigos se les ha unido una cuarta emprendedora: María Barrena se encarga de las redes sociales de esta cooperativa. Compaginan la elaboración de cervezas con sus trabajos.

En una semana quieren tener listas dos tiradas de 450 litros de cerveza cada una. La comercialización es algo que aún está por definir, aunque el objetivo es poder vender su producto artesanal en «los establecimientos hosteleros del entorno», confirma Zubeldia.

Respecto al futuro reconocen que «sería un sueño poder dedicarnos a elaborar cervezas en exclusiva, pero somos realistas que es complicado hacernos un hueco en un mercado con tantas oferta», reconocen. De todas formas no renuncian a esta ilusión «vamos a ir poco a poco y si un día llega mejor que mejor» concluyen los ganadores del segundo premio del Concurso de Ideas Wanted con su apuesta de cerveza local y ecológica, solo superados en aquel certamen por el plato quitagrasas creado por Ander Méndez y Aitor Bilbao.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos