Los «business angels» atienden a más de un centenar de emprendedores en Sopela

Las citas tuvieron lugar el jueves y el viernes. /BORJA AGUDO
Las citas tuvieron lugar el jueves y el viernes. / BORJA AGUDO

Las segundas jornadas de encuentro entre startups e inversores les permitieron exponer sus ideas de negocio

GABRIEL CUESTA SOPELA.

El emprendimiento es una aventura que muchos la consideran de alto riesgo, sobre todo después los devastadores efectos de la última crisis económica. Es un camino lleno de incógnitas en el que, sobre todo los jóvenes, no se sabe cuál es el primer paso a seguir para comenzar un recorrido que supone sacrificio y un riesgo alto de fracaso. Precisamente el objetivo de la segunda edición de encuentro entre empresas e inversores de Sopela fue ahuyentar los fantasmas que pululan alrededor de la creación de una startup. El ‘Sopela business market” finalizó ayer en el Kurtzio Kultur Etxea después de dos jornadas en las que 102 emprendedores pudieron conocer la experiencia de varios profesionales de diferentes sectores y proponer en una ronda sus ideas de negocio antes varios bancos de business angels, que aúnan a personas a la que le interesa invertir en una empresa primeriza con potencial.

«Emprender es algo más que una idea. No vale solo con un ‘I have a dream’», explicó Fernando Monroy, presidente de Keiretsu Forum Madrid, una empresa encargada en poner en contacto a posibles inversores con startups. Y es que Monroy reconoció que resulta «difícil obtener financiación privada» a pesar de que una idea pueda ser un buen proyecto de negocio. «En el primer año y medio se consolida el concepto, pero luego hace falta gasolina para caminar. El combustible en el mundo empresarial sin duda es el dinero». Aunque suele ser difícil que los proyectos cristalicen, este asesor aseguró que «si todo sale bien ambas partes pueden salir muy beneficiadas».

El sistema usual de funcionamiento es sencillo. Un business angel consigue un capital minoritario de la startup a cambio de una cuantía económica que permite al emprendedor que su empresa consolide su actividad y alcance su objetivo. El problema para muchos es encontrar esa luz al final del túnel. Gracias a la primera edición de los ‘business to business’ de Sopela Ignacio Sainz consiguió cumplir su sueño. Él ha creado ‘Zaintzean’, una empresa que ofrece un sistema innovador de asistencia social gracias a un dispositivo que aúna sensor de caída, botón de alarma y GPS para utilizar tanto en casa como en la calle.

«Era trabajador social y hace dos años me percaté que había un déficit en cuanto al sistema implantado en Bizkaia de asistencia social». Entonces Sainz encontró una empresa que fabricaba esta herramienta que permite dar un giro a los servicios para personas con dependencia. ¿Cuál era el problema? «No tenía capacidad económica para poner en marcha ese negocio. Suponía un desembolso muy grande». Ahora tiene entre manos un proyecto piloto gracias a la inversión de una gran empresa, la cual buscaba expandirse en España y el resto del mundo. De momento, el objetivo es implantar mil líneas nacionales con este nuevo dispositivo para diferenciar su servicio de asistencia.

Espíritu emprendedor

«Conseguí los contactos necesarios gracias a esta iniciativa. Nunca lo podría haber hecho sin la ayuda del Ayuntamiento, que me orientó para conocer subvenciones y todo tipo de trámites». Él es de los que piensa que resulta «muy importante que alguien te diga que tu idea es viable», reconoció. «El objetivo de estas jornada es generar espíritu emprendedor y apoyar las iniciativas de los vecinos de Sopela. Es muy importante ayudar a que se crean empresas que se enraícen aquí y enriquezcan económicamente la localidad», afirmó Teresa Fernández, concejala de Empleo y Promoción.

La edil sostuvo que este año se han «ampliado las rondas de negocio con inversores» en respuesta a la demanda ciudadana y aseguró que «facilitar este tipo información a los vecinos es esencial para asegurar la igualdad de oportunidades». «La gente quiere que se les escuche. No solo oír experiencias, sino que le conozcan sus inquietudes y sus ideas». En el encuentro se celebraron varias conferencias en las que participaron María Saiz, directora ejecutiva de GEM País Vasco; Javier Cámara, cofundador de la red social beBee; Marta Emerson, del Grupo Idearamus; Eneko Knörr, fundador de Angel Club; Sandra Martín, de Talento & Ideas Poderosas; y Neus Pelegrí, gerente de Big Ban Angels.

Fotos

Vídeos