Un bombero fuera de servicio residente en Barrika sofoca un incendio en un caserío

VIRGINIA URIETA BARRIKA.

Los vecinos pueden convertirse en verdaderos ángeles de la guarda que aparecen cuando más se les necesita. Un bombero fuera de servicio que reside en Barrika sofocó ayer un incendio en el caserío de la localidad, en el barrio de Musarieta, y socorrió a su inquilino, un señor de avanzada edad que tuvo que ser evacuado al hospital de Urduliz. Según fuentes del Departamento de Seguridad, los hechos sucedieron sobre las seis y media de la mañana, cuando comenzó a arder la cocina del baserri, que quedó totalmente calcinada. El fuego, según las mismas fuentes, se originó por una fuga de gas. Las llamas fueron sofocadas por un vecino del mismo barrio, el bombero profesional, que pudo socorrer a la víctima. El anciano fue trasladado al hospital de Urduliz para que se le realizara una exploración. El alcalde de Barrika, Roberto Muñoz, explicó ayer que miembros de los servicios sociales de la Mancomunidad de Uribe Kosta se trasladaron hasta el lugar para atender a la víctima y ofrecerle la ayuda necesaria.

Fotos

Vídeos