Un barco con 566 turistas británicos estrena la temporada de cruceros en Getxo

El 'Saga Sapphire' arribó este domingo a la terminal de Getxo, entre una expectación lógica al tratarse del primer crucero de la temporada./Pedro Urresti
El 'Saga Sapphire' arribó este domingo a la terminal de Getxo, entre una expectación lógica al tratarse del primer crucero de la temporada. / Pedro Urresti

«Gracias por sacar el sol para nosotros», saludaron los visitantes, muchos de los cuales se quedaron en Bilbao para visitar el Guggenheim y disfrutar de los pintxos

TXEMA IZAGIRREGetxo

El 'Saga Sapphire' inauguró este domingo, en unas fechas inusuales, la temporada de cruceros en Getxo. Llegó con un pasaje de 566 turistas, la mayoría jubilados británicos con ganas de disfrutar. Más de la mitad de los viajeros escogió el autobús para realizar recorridos por Bilbao, con el Guggenheim como mayor atractivo y los pintxos como curiosidad.

La entrada del primer buque ofreció una estampa distinta a la de la mayoría de los cruceros que hasta ahora han atracado en la terminal porque la mayoría del pasaje estaba compuesto por octogenarios. Sin embargo, no es una cuestión anecdótica. Demuestra el papel cada vez más importante en el turismo de cruceros británico de este sector de la población, muy activo y con un buen poder adquisitivo.

«Las personas mayores que tienen dificultades para caminar prefieren realizar los recorridos en autobús. Aprovechan y disfrutan de las panorámicas», explicaba ayer la guía María Izquierdo. «Son turistas que llegan bien informados, les interesa conocer nuestras costumbres, probar los pintxos o comprar 'puppys' de recuerdo, lo mismo que productos típicos de alimentación como bonito, anchoas…».

El domingo salieron cinco autobuses desde la antigua terminal de Getxo. Un par de ellos completaron el recorrido de Bilbao a Castro Urdiales, otro incluyó un recorrido completo por la capital vizcaína, el cuarto ofreció el Bilbao panorámico, mientras que el último añadió al paseo urbano un minitour entre Gernika, Bermeo y San Juan de Gaztelugatxe. «Viajan con los horarios ajustados», precisó el también guía Santi Bielsa, quien subrayó que «siempre llegan a la hora. Lo de la puntalidad británica no es un tópico; es un hecho. Diez minutos antes de la hora ya hay gente esperando en el sitio donde hemos quedado».

La bonanza meteorológica también ayudó lo suyo. «Si hace sol, salen. Y cuando terminan, vuelven contentos de lo que han disfrutado en Bilbao. En estos cruceros hay muchas personas que repiten», aseguró Carlos del Río, uno de los responsables de la agencia RC Travel. Ayer más de la mitad del pasaje tenía el tour concertado en autobús.

«¡Gracias por sacar el sol para nosotros!», fue la salutación de Doreen Small, que esbozó una enorme sonrisa al ver el cielo brillante. «Esta es la primera vez que venimos aquí, pero nos han dado en el barco algo de información escrita y parece un sitio muy bonito». «Lo que nos entusiasma es la visita de mañana (por hoy) al Guggenheim», añadió su marido, Bob. Ambos son de un pequeño pueblo de Malvern Hills, en el distrito de Worcestershire.

«Muy buen ambiente»

Y es que, si Getxo se ha convertido en la principal puerta de entrada en Euskadi de miles de cruceristas, el moderno museo vizcaíno es el faro que más atrae en toda la comunidad autónoma. Todos los viajeros consultados resaltaron el poder de atracción de la pinacoteca, aunque a veces el estómago tire y se mencionen las delicias gastronómicas. «Es la primera vez que estamos aquí y nos apetece mucho probar los pintxos y recorrer la capital», comentó David Hent, un artista de Brighton. «En el barco hay muy buen ambiente. La gente es muy activa y trata de disfrutar o que puede», añadió Hent, que trabaja en el 'Saga Sapphire'.

De hecho, la edad no está reñida con las inquietudes, como lo demostró la simpática Christine Haigh. Esta francesa que vive en las afueras de Londres es otra enamorada de este tipo de viajes. «Navegar es genial; el servicio es excelente y hay mucha fiesta», rió. Haigh estaba dispuesta a disfrutar: «Aparte del tour, este rato libre que tenemos hay que aprovecharlo porque hace un tiempo magnífico para pasear por la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos