El Ayuntamiento de Lemoiz pide colaborar en la decisión sobre el futuro de la central

El Ayuntamiento de Lemoiz aprobó ayer por unanimidad una moción en la que manifiesta su satisfacción por la futura devolución de los terrenos de la cala de Basordas –en los que se encuentra central nuclear– a las administraciones vascas, y mostró su disposición «a profundizar en la colaboración interinstitucional para estudiar las alternativas para sus terrenos y construcciones». EH Bildu presentó también una moción en la que pedía que los vecinos fueran quienes tomaran la decisión de qué hacer con el enclave, pero fue rechazada por el el PNV, que redactó su propio texto, que fue el que finalmente apoyaron todos los ediles. «Ha sido un acuerdo histórico, y con la devolución de los terrenenos garantizaremos poder decidir a qué se dedicarán», señaló ayer el alcalde Unai Andraka, que aseguró que «es pronto para hablar de proyectos firmes».

Fotos

Vídeos