Los ascensores de Getxo suman 3 millones de usuarios al año

El ascensor de Ereaga, en el parque María Cristina./BERNARDO CORRAL
El ascensor de Ereaga, en el parque María Cristina. / BERNARDO CORRAL

El más utilizado es el de Villamonte, seguido por los tres ubicados en Alango, el de Aiboa y el de Ereaga en último lugar

TXEMA IZAGIRRE

Casi tres millones de personas usaron el año pasado los ascensores municipales de Getxo. Su buen funcionamiento actual ha desterrado los quebraderos de cabeza que provocó el elevador de Ereaga durante los primeros años de su instalación a causa de las averías. Tanto que todos los partidos con representación municipal abanderan actualmente planes para instalar estos aparatos en puntos como el Puerto Viejo o entre Aiboa y el Sagrado Corazón, tal y como contemplan los responsables del gobierno municipal, formado por PNV y PSE.

«En transporte mecanizado interno movemos a cerca de 3 millones de personas al año, lo que supone 1,4 millones de viajes anuales», precisó el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi. Los elevadores favorecen la accesibilidad y la movilidad de la ciudadanía. De ahí que los vecinos del Puerto Viejo vean con buenos ojos la nueva infraestructura cuyas obras han arrancado hace pocas semanas para salvar la gran diferencia de cotas existente en el barrio y que causa serios problemas a las personas con movilidad reducida.

Por ahora el municipio costero suma cuatro ascensores públicos, en Ereaga, Villamonte, Aiboa y Alango. Este año prevé poner en marcha el del barrio marinero y en cartera está el de la parte alta del Sagrado Corazón, que enlazará con Aiboa. Aparte de eso hay dos las rampas mecánicas disponibles en Salsidu y Bidezabal, que acumulan miles de usuarios cada año.

La palma en cuanto a utilización se la lleva Villamonte, con algo más de 712.000 viajes. Por detrás figuraron los tres de Alango, que superaron los 440.000. El de Aiboa sumó casi 145.000. En cuanto al ascensor de Ereaga, movió a 362.000 personas y realizó 130.000 recorridos. La disponibilidad de estas instalaciones se situó tres puntos por debajo del pleno servicio.

Mejora de la eficacia

Otra cuestión es la mejora en la eficacia que se ha conseguido. Sobre todo en ese ascensor de Ereaga, tan polémico en su arranque. «Fue el primer elemento de accesibilidad plena que se instaló en Getxo para comunicar la parte alta de Algorta con la playa de Ereaga y uno de los primeros sobre plano inclinado implantados en el País Vasco». Arregi recordó que se inauguró en junio de 2005. Desde entonces, suma más de 3,5 millones de usuarios y 1,5 millones de viajes

Actualmente, abandera el responsable de Urbanismo que se ha convertido «en un referente, pionero y novedoso en el avance para mejorar la accesibilidad universal en otras zonas del municipio”.

Arregi puntualizó que el servicio «únicamente fue interrumpido por alguna avería puntual (41 avisos en 2017, con duración media de resolución de 2 horas y 6 minutos)». Y aclaró que «su uso se situó el pasado año por encima del 97% -porcentaje similar a la media de otros años-, lo que da una idea de su alta rentabilidad social y de la calidad del servicio.

Para conseguir una mayor regularidad en el funcionamiento, se siguen a rajatabla unas normas para revisar a fondo todos los mecanismos e instalaciones cada mes. Esas intervenciones a fondo programadas cada seis meses obligan a realizar paradas, en aras a «garantizar su correcto funcionamiento».

Temas

Getxo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos