«El ascensor del Puerto Viejo vendrá bien a todo el mundo»

Infografía sobre el futuro ascensor del Puerto Viejo una vez hayan finalizado las obras./E. C.
Infografía sobre el futuro ascensor del Puerto Viejo una vez hayan finalizado las obras. / E. C.

Los vecinos celebran el inicio de una obra que eliminará las barreras arquitectónicas y beneficiará a las personas con problemas de movilidad

TXEMA IZAGIRRE

«Todos llevamos años luchando por un ascensor». El que habla es Iñaki Ulibarri, presidente de la asociación de vecinos del Puerto Viejo, pero recoge el sentir de muchos residentes de este y otros barrios de Algorta. Iñaki Ulibarri está satisfecho porque la reivindicación va tomando forma. Ya han arrancado las obras para hacer realidad el elevador panorámico inclinado al que el Ayuntamiento de Getxo destina 700.000 euros para satisfacción de los habitantes.

Los trabajos incluyen mejorar la conexión entre Generatxu y el parque de Usategi, donde también está abierto el tajo. El elevador tendrá capacidad para 16 personas, salvará un desnivel de 15 metros, con un 75% de inclinación y contará con dos paradas. Su ubicación estará emplazada en el tubo que antiguamente utilizaban los vecinos para verter las basuras.

Una de las cuestiones principales radica en que en el barrio marinero hay mucha población mayor y hay personas que sufren problemas de movilidad que ya podrán bajar hasta la playa para el mes de junio, en que estará terminada la infraestructura si el tajo cumple el calendario previsto.

Pero como dice Ulibarri, también será positivo el ascensor porque «es una solución para el bien de muchísima gente que no suele subir al Puerto Viejo porque no puede subir al ver las escaleras». Evidentemente, habrá que ver el funcionamiento del elevador tras los problemas generados por el cercano de Ereaga hace años. No obstante, las mejoras que se han dado en este tipo de aparatos en los últimos años deberían ser un garante para que todo vaya bien.

El elevador salvará un desnivel de 15 metros y tendrá capacidad para 15 personas

«Es un dinero invertido que será muy provechoso», vaticina Antón Insausti, residente en la zona. «Actualmente hay cantidad de gente que no sube y tampoco baja, porque padece problemas de movilidad», asegura. Otra cuestión es que mejorará las comunicaciones con el Getxo Antzokia. Cuando entre en funcionamiento el teatro, que está actualmente en obras, habrá mayor escasez de aparcamientos en el centro, así que los vecinos y el presidente de la agrupación comparten que habrá usuarios que se acercarán hasta el estacionamiento del Puerto Viejo para utilizar el ascensor y llegar por esa vía al casco urbano.

«Al Getxo Antzokia también le vendrá bien, porque pillará a un paso», dice Insausti, quien reconoce que hay gente reacia actualmente «porque subir por las escaleras se les hacen duro». Los residentes consideran que el elevador también «será bueno para los comercios y para la hostelería del barrio».

Luego está el arreglo del camino entre Generatxu y el parque de Usategi, que quedará con aspecto natural, pero muy mejorado. «Actualmente, hay un tramo muy complicado de unos 15 metros, que es muy peligroso. Están trabajando allí para eliminarlo», explica un Insausti satisfecho porque «una excavadora pequeña está anchando el camino».

«Vemos las máquinas trabajando y estamos contentos». Esa es la sensación general de quienes habitan en la barriada. Y es que mejorar ostensiblemente la accesibilidad en este punto es importante para quienes residen allí. Para algunas personas incluso crucial. Pero también vendrá bien para gran cantidad de visitantes que se acercan cada año desde otros puntos de Getxo o de Bizkaia y hasta cientos de turistas. Las obras del camino asegurarán la desaparición de otras estructuras indeseables, como una torreta de electricidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos