El Arenas se la juega en los dominios del líder

'Bolo', durante un entrenamiento en Gobela. /  PEDRO URRESTI
'Bolo', durante un entrenamiento en Gobela. / PEDRO URRESTI

El 'Histórico', que lleva 7 jornadas sin ganar, visita mañana al Mirandés dispuesto a dejarse la piel para lograr la victoria

I. SÁNCHEZ DE LUNA GETXO.

El Arenas encarará el último desplazamiento del año visitando a las 17.00 horas de mañana el estadio Anduva, feudo del líder, el Mirandés. Los rojinegros llegarán a este partido con una dinámica de siete jornadas consecutivas sin sumar de tres en tres, tras una derrota y seis empates, cinco de ellos seguidos. El árbitro del encuentro será el riojano Borja Martínez, quien ya dirigiera el partido que les enfrentó al Barakaldo. El director deportivo, Manu Franco, reconoce que esta será una salida «muy complicada frente a un rival llamado a luchar por el título» e intentar ascender a Segunda, categoría que perdieron la pasada temporada. Franco no pasa por alto que el Anduva es «un campo bonito, con muy buen ambiente y con un terreno de juego en perfectas condiciones.

En definitiva, será un encuentro muy exigente pero a la vez ilusionante». El 'Histórico' afrontará esta cita con la «imperiosa necesidad de sumar de tres en tres. En todos los partidos los puntos valen lo mismo y ya toca ganar», dijo. Además, una victoria en el campo del líder sería «un doble premio. Por un lado, lograr ese ansiado triunfo que tanto estamos esperando y, por otro, ponerse una inyección de moral». Y es que solo «quedan dos citas para cerrar la primera vuelta y necesitamos sumar lo máximo posible». Franco recuerda que «cada jornada se dan sorpresas y nosotros vamos a intentar ponérselo difícil al Mirandés y luego al Sporting B e intentar sumar los seis puntos».

Personalidad con el balón

Además, «el equipo está trabajando muy bien y el 'míster' podrá contar con toda la plantilla a la hora de configurar el once inicial». La clave para regresar victoriosos de Miranda pasará por «intentar contar con posesiones largas y no dejarles llevar la iniciativa». En definitiva, los 'areneros' deberán hacer gala de «tranquilidad, poso y, principalmente, personalidad con el balón». El entrenador del Mirandés, Pablo Alfaro, destaca a su vez que el Arenas «es el rey del empate, con once. Un dato que confirma que siempre está vivo en los partidos y que no suele terminarlos mal». A su juicio, realiza «un fútbol directo con muchas segundas jugadas, muy aguerrido y que no te plantea ninguna facilidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos