SEGUNDA B

El arbitraje sufrido ante el Amorebieta indigna al Leioa

El míster cree que el colegiado les perjudicó. /  MIREYA LÓPEZ
El míster cree que el colegiado les perjudicó. / MIREYA LÓPEZ

El club recurrirá todas tarjetas, incluidas las expulsiones de García y Córdoba. Además, alerta de dos penaltis y una falta no pitados

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA LEIOA

El arbitraje del colegiado asturiano Diego Valdés en el derbi vizcaíno entre el Leioa y el Amorebieta, que se saldó con una victoria de los visitantes en Sarriena, ha causado indignación en la familia azulgrana, convencida de que «el resultado se vio alterado totalmente por una variable que no podemos controlar, el árbitro. Hubo varias circunstancias que nos perjudicaron gravemente ante la incredulidad de todo el mundo», afirmó categórico el 'míster', Jon Ander Lambea. El colegiado sacó 7 amarillas al plantel del Leioa, cuatro de ellas a Aitor Córdoba y a Óscar García, lo que supuso su expulsión. La lista de agravios incluye dos penas máximas que «se produjeron de forma muy clara y que no fueron pitadas». «Todo ello cambió todas la circunstancias y acabar con nueve jugadores hizo que tuviéramos menos capacidad de defensa y, a última hora, en una jugada de estrategia, el Amorebieta marcó». Según aseguró, este tanto «vino precedido por un claro empujón a Córdoba», una falta que tampoco fue tenida en cuenta. Pero una de las jugadas que dolió especialmente a la parroquia leioaztarra fue la «clara» pena máxima a García. «Incluso uno de los auxiliares marcó penalti, y el colegiado, lejos de consultarle o dudar, terminó considerando que nuestro jugador había fingido, mostrándole la segunda amarilla con la consabida expulsión». Un tipo de decisión que «creó mucha impotencia y terminó sacando a los jugadores del partido», criticó el técnico.

Todo ello se produjo en un partido «muy disputado» durante toda la primera parte, pero en la reanudación el árbitro «decidió cobrar protagonismo tomando una serie de decisiones que en otros campos como el Sardinero o el Plantío no se hubieran tomado y el equipo local hubiera ganado», lamentó el titular del banquillo de Sarriena.

Cita con los forales

Pero lo peor es que esta cita tendrá consecuencias en la siguiente. «Nos hemos encontrado nuevamente con unas decisiones arbitrales que objetivamente no fueron acertadas y que también afectarán al siguiente encuentro». De hecho, el entrenador azulgrana no podrá contar con cuatro jugadores sancionados a la hora de realizar la convocatoria frente al Gernika por haber cumplido el ciclo de tarjetas.

El club piensa recurrir todas las sanciones «teniendo claro que es difícil que te las quiten». La intención es «hacer ver que el colegiado no estuvo acertado y que el Leioa merece el mismo respeto que cualquier otro equipo». Con esta derrota en Sarriena, los azulgranas rompen la racha de 7 encuentros invictos, con tres victorias y cuatro empates, y suman 21 puntos que les permiten mantener la undécima posición, con un colchón de 7 puntos sobre el 'play-out' para eludir el descenso. Su próxima cita será a las 17.00 horas del viernes en Sarriena, otro derbi frente a un Gernika en alza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos