La apertura del acceso a la playa de Meñakoz este verano, pendiente de un estudio

Estado en el que ha quedado el camino de acceso a la playa de Meñakoz tras el corrimiento de tierras. / E. C.
Estado en el que ha quedado el camino de acceso a la playa de Meñakoz tras el corrimiento de tierras. / E. C.

Barrika va a encargar un análisis técnico para conocer el estado de la ladera afectada por el corrimiento de tierras, el coste de la recuperación del camino y sus plazos

TERRY BASTERRA BARRIKA.

El Ayuntamiento de Barrika quiere recuperar el camino que da acceso a la playa de Meñakoz. Pero antes debe conocer el estado en el que se encuentra la ladera, afectada desde hace unos días por un corrimiento de tierras que ha destrozado la mitad inferior del vial hormigonado que bajaba hasta este arenal. Para ello el Consistorio va a encargar la realización de un estudio geológico que determine, a nivel técnico, las condiciones de estabilidad de la pendiente. El análisis también permitirá clarificar qué actuaciones se pueden realizar para recuperar el camino y el coste económico aproximado de las obras necesarias.

La voluntad del alcalde, el jeltzale Roberto Muñoz, es poder reponer el vial de cara al verano, pero todas estas interrogantes hacen que no se atreva a garantizarlo de forma rotunda. «Lo ideal es que para el verano se pueda abrir este camino, pero desconocemos todavía el coste que puede tener», indica.

El alcalde estuvo ayer mismo en Meñakoz. «Ha habido un deslizamiento de tierras importante», explicaba Muñoz tras la visita a la playa, y añadía que algunas zonas del sendero habían quedado muy dañadas, con importantes desniveles en varios puntos. En otros las losas de hormigón se han desplazado de forma notable. «Queremos conocer qué soluciones se pueden adoptar, y eso nos lo dirá el estudio geológico. En función de lo que determine sabremos si se puede volver a hormigonar el camino o es preferible dejarlo de tierra», detallaba el alcalde.

El Consistorio tiene previsto colocar una cadena al inicio del vial para impedir el paso

Otra cuestión que juega en contra de agilizar la recuperación del camino es la inestabilidad que aún afecta a la ladera de Meñakoz. Tras varias semanas de intensas lluvias, que provocaron el deslizamiento, el firme aún permanece inconsistente. El regidor explica que «todavía tenemos que esperar un tiempo a que la ladera esté asentada» para poder iniciar el estudio del estado en el que ha quedado. Muñoz no esconde que es posible que haya que aguardar todavía unas semanas para poder realizar el análisis que determinará con exactitud la estabilidad del terreno.

En lo que sí va a actuar ya el Ayuntamiento de Barrika es en señalizar «de forma consistente» el cierre del camino que baja a Meñakoz, para evitar que cualquier vehículo se introduzca en él y luego pueda tener algún tipo de incidencia al llegar a la zona afectada por el desprendimiento. El Consistorio valora «poner una cadena con un candado» al inicio del vial para clausurar el acceso al tráfico .

La de Meñakoz es una de las cinco playas de Bizkaia que no cuentan con servicio de socorrismo durante la temporada de baños. Pese a ello tiene unos usuarios fieles que valoran su tranquilidad frente a la masificación de otras playas de Uribe Kosta. También sus características naturales, al ser un arenal con gran presencia de piedras y rocas. La playa la comparten los municipios de Barrika y Sopela, aunque el camino de acceso discurre por terrenos del primero. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno ya han recalcado que, pese a encontrarse la zona afectada por la normativa de la Ley de Costas, la reparación del camino es competencia del Ayuntamiento de Barrika.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos