Algorta se sumerge en la fiesta...

Las chicas de TMS fueron protagonistas del arranque festivo. / PEDRO URRESTI

La bajada de cuadrillas reunió a miles de personas en la apertura de los 'Saninazios'

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

«Las cuadrillas son las que dan vida y ambiente a la fiesta». Marta es una vecina de Algorta incondicional espectadora de la animada, colorista y jocosa bajada que protagonizan cada año por 'Saninazios' decenas de 'taldes', y que ayer abrió la serie de intervenciones en las que son protagonistas destacadas. Les acompañó el buen tiempo y allí estaba esta getxotarra, de lo más contenta: «He venido acompañada de mis nietos porque esto no me lo pierdo si no es por cuestión de salud».

Las cuadrillas bajaron a golpe de carcajada, bailes y música en una culebra multicolor que sacudió de simpatía las principales calles del casco urbano algorteño. A golpe de baile, los jóvenes son el sector dominante de este acto en el que se pueden encontrar disfraces para todos los gustos. «Nosotros meneamos la fiesta», puntualizó Jon entre carcajadas. Los hay más elaborados y otros que parecen más fruto de la improvisación y de haber hecho la compra a última hora en un chino. «Tuvimos dudas hasta el ultimo momento de si íbamos a venir y al final nos hemos tenido que rajar», dijo apenado Iker, sin explicar las razones que le llevaron a no participar del jolgorio. «Tampoco importa tanto, porque es divertido verlo, aunque más es participar», soltó consolándose.

Al final tuvo que ver la bajada desde la 'barrera', que es esa zona de acera que ocuparon ayer miles de personas. Era increíble ver la estampa de la plaza de la Estación de Algorta, atestada de gente. Los más rápidos llegaron con mucha antelación para ganar comodidad. «Hemos venido hora y media antes y hemos estado por la zona, pendientes de coger la fila cero», rió la adolescente Eva. Junto a sus tres amigas disfrutó de lo lindo sentada en la jardinera de la plaza de La Estación de Algorta, en primera línea de la carretera que ayer se cortó para los 'taldes'.

«No nos lo podíamos perder porque es un día genial, tan especial como divertido»

El corazón de la 'jaia'

«A la bajada venimos a divertirnos. Te lo pasas genial y la gente se mofa contigo y también de tí», aseguró Mireia. Y no solo contagian su espíritu festivo al resto en la bajada, sino que la fiesta continúa con ellos como si fueran el corazón de la jaia.

Un ejemplo es que tienen que competir con el resto de cuadrillas en siete pruebas. La última de ellas será el lunes, cuando tendrá lugar una actuación de play-back abierta. Será la última reválida, a golpe de voz, antes de la entrega de premios que tendrá lugar a las diez de la noche, en la plaza de San Nicolás. Entonces se dilucidará quienes son los campeones, los que en 2018 serán protagonistas del pregón, como este año lo han sido los de TMS, vencedores del año pasado.

Los niños también tendrán su 'txanda' particular. Les tocará ser protagonistas de la bajada infantil el día 30, a las seis y media de la tarde. «No nos lo podemos perder porque es un día genial, muy especial y divertido», apuntó Naiara sonriente. Irá seguro a la cita «junto con la cuadrilla de aitas y amas. Es algo institucionalizado para quienes tenemos hijos pequeños», concluyó. La fiesta se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos