«Academia» de agentes contra el racismo

Los jóvenes participarán hoy en el certamen de 'Arroces del Mundo' , en Algorta. / PEDRO URRESTI
Los jóvenes participarán hoy en el certamen de 'Arroces del Mundo' , en Algorta. / PEDRO URRESTI

50 jóvenes de varias ciudades se citan en Getxo para recibir formación específica y combatir la xenofobia en sus comunidades

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Getxo acoge estos días una suerte de «academia» contra el racismo en la que se forman agentes que combatirán la xenofobia y los estereotipos contra los extranjeros. Medio centenar de jóvenes de entre 13 y 18 años participan en la II Cumbre Juvenil Antirumor, en la que se «adiestran» para luchar contra la discriminación en sus comunidades. «Es algo sobre lo que no se reflexiona porque parece que está solucionado, pero no es así», dice June Azpiazu, una donostiarra de 17 años inscrita en el encuentro que organizan los ayuntamientos de Getxo, Bilbao, Cartagena, San Sebastián, Sabadell y Tenerife. Los chavales saldrán del cursillo formativo - que incluye talleres y dinámicas de grupo- con las estrategias adecuadas para hacer frente a las acusaciones infundadas al colectivo inmigrante.

Alojados en el centro de perfeccionamiento técnico de Fadura, asistieron ayer a los talleres ofrecidos por el formador Asier Gallastegi; a un 'Antirumour-Lab', de la mano de la mediadora en procesos de creación colectiva, Ixiar García, y a un espacio de investigación creativa dirigido a la producción de propuestas contra los rumores. Hoy acudirán a la comida 'Arroces del Mundo', organizada por una veintena de colectivos y que llenará Algorta de ambiente, y mañana finalizarán su estancia con la presentación de sus propuestas de acción. De momento, la metodología les resulta entretenida. Se trata de que saquen sus propias conclusiones con juegos que les colocan en distintas situaciones.

«Estamos muy a gusto porque hemos hecho buen rollo enseguida. Somos una piña», dijo Azpiazu satisfecha, antes de resaltar que han participado en «talleres constructivos, muy originales».

«Los encuentros entre gente de diferentes sitios son enriquecedores», incidió Enara Cañada, una getxotarra de 16 años, muy concienciada contra el racismo, y que recomienda «tener calma» cuando se lancen mensajes hirientes contra los extranjeros . «Hay que entender también a quien ataca, e intentarle hacer comprender», explica.

Labor social

Amaia Elorza, una pamplonica de 16 años, está convencida de que el el encuentro tendrá un efecto multiplicador. «Aquí participamos sólo 50 personas, pero luego puedes crear una red antirumor en tu municipio. De Pamplona hemos venido tres, pero implicaremos a más gente». Cree que otras personas seguirán su ejemplo y divulgarán lemas a favor de la integración cultural. De hecho, su intención es «aplicar en mi día a día todo lo que aprendo aquí». Y uno de los pasos ineludibles será explicarlo a sus compañeros de la asociación Siñarbi, que ofrecen actividades de ocio a niños y jóvenes en Navarra.

«Se trata de que quienes toman parte puedan convivir, compartir experiencias y proponer ideas que mejoren su participación en la construcción de una sociedad libre de rumores contra la diversidad cultural», destacó el concejal de Juventud. Koldo Iturbe presidió la recepción oficial ofrecida a estos chavales, ante los que ensalzó la labor social que realizan.

Fotos

Vídeos