El alcalde de Erandio, absuelto de un delito de prevaricación

El jucio contra el alcalde de Erandio y dos concejales se celebró en mayo.
El jucio contra el alcalde de Erandio y dos concejales se celebró en mayo.

La exconcejal de Urbanismo Itziar Coba, que también ha sido juzgada por permitir que una chatarrería funcionara sin licencia durante años, ha sido condenada a siete años de inhabilitación para cargo público

EFE

Un jugado de Bilbao ha absuelto al alcalde de Erandio, Joseba Goikouria (PNV), y ha condenado a la pena de 7 años de inhabilitación para cargo público a la exconcejal de Urbanismo Itziar Koba, por un delito de prevaricación administrativa por permitir la actividad sin licencia de una chatarrería.

El Juzgado de lo Penal número 2 de la capital vizcaína ha resuelto además absolver al tercer acusado de este procedimiento, el exedil de Urbanismo del mismo municipio, Asier San Nicolás, en una resolución contra la que cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

La única condenada, Itziar Koba, deberá además pagar una indemnización de 8.470 euros a la perjudicada, para sufragar los gastos del letrado que tuvo que contratar en el proceso que tenía por objeto demostrar que no se había inspeccionado la actividad de la chatarrería y que, por lo tanto, recibió un trato de favor por parte de la administración local.

De los tres acusados en este juicio, sólo Goikouria permanecía a la hora de dictar la sentencia en su cargo como alcalde, ya que San Nicolás y Koba ya habían abandonado anteriormente el suyo al frente del área de Urbanismo, de manera que no tendrá repercusión en la composición de la administración local.

En el año 2000, la empresa Recuperaciones Esma trasladó su actividad a Erandio e inició allí su actividad industrial «sin esperar a las licencias» para poder hacerlo y para edificar un nuevo pabellón.

La propietaria de un terreno colindante a esa empresa solicitó ese mismo año licencia para instalar una industria que le fue reiteradamente denegado, por lo que decidió denunciar en el Ayuntamiento que la chatarrería seguía funcionando mientras su familia veía truncado su proyecto. Al no obtener respuesta de la administración local, la propietaria del terreno colindante presentó en 2014 una querella contra la actuación de los responsables municipales.

Chatarrería sin licencia

En el juicio por este caso, que se celebró el 23 de mayo en Bilbao, la querellante y su esposo, ambos de avanzada edad, explicaron su malestar después de haber visto que, durante más de una década, Recuperaciones Esma funcionaba sin las licencias que a ellos les requerían para poder levantar su proyecto industrial.

Explicaron que en 1955 emigraron a Venezuela donde pusieron en marcha una industria que producía 30 toneladas mensuales de tuercas y que, en los años noventa, su intención fue levantar una planta similar en Erandio con los ahorros que habían hecho.

Encomendaron a su hijo la labor de tramitar las autorizaciones del proyecto y éste les informó de que en la parcela contigua a la suya, funcionaba ya una chatarrería y confió en lograr de manera conjunta los permisos urbanísticos requeridos, para conseguir después la licencia de actividad.

Pero tras años de aplazamientos, en 2009 se dieron cuenta de que le habían engañado, que Recuperaciones Esma funcionaba con normalidad aún sin permisos y que sus denuncias en el Ayuntamiento «iban cayendo en saco roto». Decidió entonces iniciar un proceso Contencioso Administrativo que se resuelve en 2013 conminando al consistorio a comprobar si la chatarrería estaba en funcionamiento, como así se verificó, si bien no acarreó expedientes sancionadores.

La sentencia hecha pública hoy establece que el alcalde de Erandio desde 2009 «conoció y consistió la actividad industrial» de Recuperaciones Esma, a pesar de que carecía de licencias, pero dictamina que no se ha acreditado que consintiera la paralización del expediente de inspección de sus instalaciones, ordenada por la condenada.

Asimismo, resuelve que Asier San Nicolás ocupó el área de Urbanismo hasta 2011 y, de la misma manera, «conoció y consintió» que la chatarrería mantuviera su actividad sin licencias, pero cuando se interpuso la denuncia «ordenó actuar a la policía local», por lo que no le atribuye responsabilidad penal en los hechos.

Según la jueza, la edil Itziar Koba, al frente del área de Urbanismo desde junio de 2011 hasta 2015, «tuvo conocimiento de su obligación de actuar» para inspeccionar la chatarrería, pero paralizó e impidió esa actuación, por lo que condena su inacción.

Una sentencia «agridulce» para el PNV

El PNV de Bizkaia se ha «felicitado» por la sentencia, si bien al mismo tiempo la ha calificado de «agridulce». La formación jeltzale ha manifiestado «no compartir» la condena a 7 años de inhabilitación para el ejercicio de cargo público impuesta por el juez a la exedil Itziar Koba, la única condenada por este caso. El PNV de Bizkaia indica que la corporativa condenada decidirá, en los próximos días, si recurre la sentencia ante la Audiencia de Bizkaia.

La formación nacionalista también ha censurado la actitud «de ciertos grupos políticos de la oposición», que no cita, que «han usado este asunto para verter críticas injustificadas contra los representantes municipales y contra la formación».

«Han manipulado los términos con el objetivo de desgastar al PNV y, sobre todo, al alcalde. Se le ha insultado» y se ha pretendido calumniarle, critican en su nota. El PNV recuerda que «en política no todo vale, y mentir para conseguir rédito político es vergonzoso», han denunciado por último.

Temas

Erandio

Fotos

Vídeos