El Correo

Getxo invita a 219 hosteleros a sumarse a su cruzada por el reciclaje

Involucrar a los profesionales es crucial para que la tasa de reciclaje mejore. / AYUNTAMIENTO DE GETXO
  • El Ayuntamiento les regalará contenedores para diferentes residuos y les acercará los depósitos de vidrio para optimizar resultados

Para llegar al porcentaje de reciclaje que exigirá Europa en 2022, es necesario incrementar el volumen de residuos que se separa en origen. Por eso el Ayuntamiento de Getxo ha dado un paso para involucrar a los hosteleros en su cruzada. Si ya existe un servicio a la carta para determinado tipo de establecimientos, a los que les recogen los desperdicios puerta a puerta, ahora se quiere sumar a 219 profesionales de la hotelería y de la restauración. El objetivo es informarles, facilitarles el quinto contenedor de residuos orgánicos –el de color marrón–, el de aceite y acercarles los depósitos de vidrio para que lo tengan más facil para reciclar.

La primera fase consistirá en visitar bares, restaurantes y hoteles situados en la zona centro de los tres barrios más poblados y con mayor actividad hostelera: Algorta, Romo y Las Arenas. El Ayuntamiento invitará a los responsables de estos 219 establecimientos a rellenar una encuesta, labor que harán junto con el personal técnico encargado de llevar la basura. De esa manera se conocerán tanto sus hábitos como sus necesidades «de cara a establecer un sistema particular pactado de común acuerdo con este colectivo».

Se trata de «conocer los hábitos de cada establecimiento; sus necesidades en materia de selección en origen y las posibilidades que tienen para ello, así como las nuevas posibilidades a acordar con el colectivo para la recogida establecimiento a establecimiento en horarios pactados, tal y como se hace con el papel y el cartón en otros comercios», indicó el responsable de Urbanismo, Joseba Arregi.

Tarjetas

La información que se les dará incluirá concienciarles acerca de que hay instalados ya contenedores para la recogida de aceite en la vía pública. Si es preciso, para que a estos profesionales les resulte más cómodo les entregarán cubos para la fracción orgánica de 45 litros de capacidad, aireado y con asas, – además de un juego de bolsas biodegradables, ya que no se pueden utilizar bolsas de plástico para echar la basura orgánica a ese contenedor– así como cubos asistidos de Ecovidrio y para la fracción de envases plásticos y metálicos que se depositan en el contenedor amarillo.

Así podrán llevar con menos esfuerzo los restos hasta el contenedor correspondiente. En el caso de los marrones, les darán unas tarjetas iguales a las que tienen los vecinos para abrir el contáiner. En el caso de depósitos de vidrio, se reducirá la distancia que tengan que andar para verterlo. Este plan tiene antecedentes porque ya se han llevado a cabo algunas acciones puntuales en Algorta y Las Arenas. Ahora quieren extenderlo a otros espacios, sin que otros negocios o vecinos resulten afectados, por ejemplo por ruidos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate