Erandio recupera la historia de sus milicianos

González posa junto a la estatua de Ramón Rubial situada en las cercanías del Guggenheim. /
González posa junto a la estatua de Ramón Rubial situada en las cercanías del Guggenheim.

La historiadora Mentxu González divulga esta tarde el testimonio de vecinos que, como el histórico líder socialista Ramón Rubial, lucharon en la Guerra Civil

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

Como muchos vecinos de Erandio, Ramón Rubial nació en una familia emigrante y trabajadora. Abrió los ojos por primera vez en1906, acudió al colegio de primaria de la localidad y a los catorce años, ingresó en la Escuela de Artes y Oficios para hacerse tornero y comenzó a militar en la UGT y en las Juventudes Socialistas. Trabajó en La Naval y en 1934 fue detenido como responsable del movimiento revolucionario en Erandio. Pasó más de veinte años en la cárcel por su oposición al régimen y se convirtió en el primer presidente del Consejo General Vasco. Esta tarde, su voz regresa a la plaza de Astrabudua. Y la de otros milicianos de Erandio como José Solagaistua y Agustín Aberasturi, que nada más producirse el golpe de Estado de Francisco Franco optaron por tomar las armas. Serán los protagonistas de la conferencia La Guerra Civil en la ría de Bilbao: Erandio y la voz de sus milicianos en el frente, impartida por la historiadora Mentxu González Guerra.

El acto tendrá lugar a las 19.00 horas en el Centro Cultural Josu Murueta de Astrabudua. La conferencia pondrá el broche de oro a diversos actos en recuerdo del 80 aniversario de los bombardeos, como el descubrimiento de una placa en homenaje a los fallecidos y heridos durante los ataques de la Legión Cóndor alemana, una campaña para la retirada de placas franquistas de las fachadas de los antiguos edificios de protección oficial o la exposición ¡Nunca más!.

Los relatos de los vecinos han sido recopilados en el centro documental de la Fundación Ramón Rubial, en la que trabaja González. Aunque la historia más conocida por los erandiotarras sea la del histórico líder socialista, la charla pretende «poner en valor todos los testimonios de personas que lucharon en la Guerra Civil y cómo la vivieron en el frente». A lo largo de la charla saldrán a la palestra las duras vivencias de la población civil residente en Erandio, acosada por los bombardeos de la Legión Cóndor alemana, personas anónimas que «también sufrieron el hambre y el bloqueo por parte de las fuerzas franquistas. La guerra fue dura para todos», recuerda la conferenciante. Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Deusto, ha dirigido su actividad profesional hacia el mundo de los archivos y la documentación.

«Que no se repita»

A todos estos defensores republicanos, la gran mayoría ya fallecidos, «les costaba volver a recordar aquella época que les marcó de por vida, y ofrecieron sus testimonios con el objetivo de que «la guerra no se vuelva a repetir». Si bien todos coincidieron a la hora de contar su experiencia que en el momento en el que decidieron salir a la calle armados «no contaban con la mínima preparación militar. No existían batallones, era todo un caos», relata.

En sus duras narraciones también ponen de manifiesto que «se sintieron traicionados y abandonados en muchos casos con actos como la cesión de los planos del Cinturón de Hierro a los sublevados por parte de Goicoechea o el Pacto de Santoña». La historiadora destaca que «a todos les queda la duda de lo que hubiera sucedido si no se hubiera producido esa traición». La conferencia irá acompañada de imágenes. «No queremos que sea una charla totalmente cerrada», explicó. El acto derivará en un coloquio «vivo, en el queremos recopilar otras experiencias, como testimonios indirectos de familiares de milicianos que hayan recogido sus vivencias y nos las puedan facilitar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos