El Correo

Gordobil: «Sabíamos que la derrota llegaría tarde o temprano»

Gordobil posda en Sarriena.
Gordobil posda en Sarriena. / MANU CECILIO
  • Tras perder por primera vez en cuatro meses, el míster del Leioa llama a la plantilla a «levantarse rápido para seguir disfrutando del fútbol»

Una inoportuna falta mal defendida a seis minutos para la conclusión del partido frente al Fuenlabrada puso fin a la espectacular racha de cuatro meses invictos del Leioa, acumulando quince jornadas consecutivas sumando al menos un punto. Pese a esta derrota, los azulgranas conservan la segunda plaza de la clasificación, con 53 puntos, a seis del líder Albacete, y un colchón de tres respecto a su principal perseguidor, el Toledo.

El técnico del Leioa, Igor Gordobil, no da excesiva importancia al final de la imbatibilidad del equipo después de tantas jornadas sin perder. «No nos importaba. La derrota tenía que llegar tarde o temprano y ha sido en este partido», reconoce. No le duelen prendas al asegurar que «no hicimos las cosas bien y eso nos penalizó». Precisamente destaca que el duelo frente al ‘Fuenla’ «resultó muy igualado. Ambos equipos tuvimos nuestras ocasiones y ellos estuvieron más acertados». Este encuentro también sirvió para que el titular del banquillo de Sarriena tomara consciencia de que «nuestros rivales nos respetan y tratan de ofrecer su mejor versión». En este sentido pone como ejemplo a la escuadra madrileña, que según sus informes «ofensivamente aportan mucho pero defensivamente tenían muchas lagunas y nos encontramos con un equipo con un planteamiento totalmente distinto».

Los locales se mostraron «muy agresivos, con buenas uniones en todas sus líneas, solidarios, y renunciaron a jugar con la alegría ofensiva que les caracteriza», detalla. Todo ello deja patente que «nos tienen muy bien estudiados y conocen nuestros puntos débiles, en los que debemos incidir para hacernos aún más fuertes». Del encuentro, al igual que de la temporada, se queda con «la manera de competir del equipo frente a un rival muy potente, en un terreno de juego complicado donde pocos han sacado puntos». Gordobil destaca que «dimos una buena imagen, si bien, repito, deberíamos haber realizado algunas cosas mejor». Todo ello «nos debe servir de ejemplo para el futuro donde nos vamos a encontrar equipos muy bien trabajados frente a los que los mínimos errores nos penalizarán», advierte.

El entrenador guipuzcoano destaca que «ganemos, empatemos o perdamos, no miramos más allá de la próxima jornada», sin dar mayor importancia a la clasificación. Además no olvida que «estamos peleando con rivales que nos triplican el presupuesto y cuentan con jugadores que han militado en categorías superiores. Y nosotros estamos jugando a su nivel, algo que nos debe llenar de orgullo». Gordobil ya ha empezado a trabajar para preparar de la mejor manera posible el próximo partido a las 17.00 horas del sábado frente al Majadahonda en Sarriena, donde llevan once jornadas sin conocer la derrota.

Los madrileños afrontarán el encuentro con opciones remotas de intentar entrar en promoción de ascenso. Un rival «muy duro que nos va a exigir muchísimo con un fútbol muy alegre». Ahora toca «levantarnos rápido de esta derrota para seguir creciendo y disfrutando del fútbol», concluye.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate