El Correo

Romo reivindica los columpios de la plaza Santa Eugenia

Juegos que los vecinos quieren proteger.
Juegos que los vecinos quieren proteger. / E.C.
  • Los vecinos recogen firmas y anuncian movilizaciones porque el proyecto de reforma no los incluye

Los vecinos de Romo han recogido más de 360 firmas en cuatro días al objeto de mantener los columpios existentes en la plaza de Santa Eugenia, cuyas obras de urbanización salieron ayer a licitación por un montante cercano a los 600.000 euros. Las redes sociales hierven para que las autoridades locales mantengan unas instalaciones que aseguran, no existen en los alrededores. Alegan los vecinos que en el proyecto municipal han visto «que van a quitar para siempre los columpios que tenemos ahora». Las instalaciones son adecuadas para niños de hasta seis años de edad. Los residentes apuntan que no hay similares «en otros parques cercanos» y no están dispuestos a perder este espacio de esparcimiento infantil.

Eso ha revuelto a padres, madres e incluso abuelos, que se plantean la posibilidad hasta de «hacer alguna movilización». De partida, han empezado a recoger firmas y la respuesta popular ha sido rápida. Les respaldan incluso desde la asociación vecinal a través de redes sociales como Facebook o Twitter, en las que llaman a estampar más rúbricas de apoy en la página Change. org. La campaña seguirá los próximos días, puesto que anuncian que «también el día de Carnavales estaremos al lado de los columpios de la plaza». Este colectivo de padres indica «que esta iniciativa es beneficiosa para todos».

Esta es otra muestra de inconformismo vecinal en el barrio, cosido por las obras. Primero las quejas se centraron en la Kultur Etxea, por su gigantesco tamaño. Vecinos y comerciantes de las inmediaciones han soportado años de obras. Ahora solo falta el exterior, con un tajo de unas 22 semanas, pero el barrio anda revuelto porque los trabajos de soterramiento de los contenedores de basura de Ibaiondo han generado grietas en algunas viviendas y comercios cercanos. A eso hay que sumarle el movimiento social para que no derriben los edificios del Hogar del Jubilado y del Euskaltegi, también en las inmediaciones. Estos dos servicios se integrarán en la futura Kultur Etxea. Por su parte, desde el Ayuntamiento están a la espera, puesto que bien pronto pretenden realizar una exposición del proyecto de la plaza de la Kultur Etxea de Romo, tal y como anunciaron. Su intención es tener en cuenta las peticiones vecinales por si fuera era preciso integrar algún nuevo elemento en una zona preparada para acoger festivales y ferias, según explicó el concejal de Urbanismo, Joseba Arregi. De momento, la plaza se plantea como una explanada que combine con la fachada. Los parterres actuales se sustituirán por jardineras de chapa de acero que combinarán con la fachada. Una nueva fuente o una carpa son otros elementos que salieron a la luz en la presentación del proyecto que se expondrá en breve al público.

semanas durarán las obras de reforma de la plaza, que ayer salieron a concurso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate