¿Por qué se marchan los policías municipales de Etxebarri?

La policía cuenta con quince agentes, de los que siete son interinos./L. P.
La policía cuenta con quince agentes, de los que siete son interinos. / L. P.

Diez funcionarios han dejado el cuerpo en los últimos años por la falta de expectativas y unos sueldos inferiores a los de otras plantillas

LEIRE PÉREZ

Que las infracciones penales hayan disminuido en los últimos meses un 15%, de 331 a 279, o que no supere el medio centenar de robos al año, convierten a Etxebarri en un municipio bastante tranquilo. Sin embargo, esa realidad que enorgullece al Ayuntamiento no logra convencer a los policías locales para quedarse. En los últimos años, diez funcionarios de carrera -la plantilla cuenta con quince agentes y dos mandos- han abandonado la localidad para incorporarse a otros cuerpos. Los que se van justifican su marcha por las escasas posibilidades de promoción, los salarios (más bajos que en otros municipios) y los horarios.

Las últimas cuatro ofertas públicas de empleo, de hecho, no han servido para estabilizar la plantilla. De las quince plazas cubiertas desde 2002, solo cinco de las personas que obtuvieron el puesto continúan. Otros tres uniformados han comunicado al Ejecutivo local que se van: por lo tanto, sólo quedarán cinco funcionarios y el resto serán interinos.

«También mi sueldo es inferior al de otros alcaldes, pero tenemos otras cualidades» Loren Oliva

Los agentes afirman que el número de efectivos «es inferior» al de otras localidades similares, y que «es la única en la que se hacen noches todos los días». Y critican que «el salario es inferior a 2.000 euros, 200 por debajo de lo que se paga en municipios como Galdakao y Arrigorriaga». Los «cambios de turno de una semana para otra» y las «instalaciones antiguas» tampoco ayudan a hacer atractivo el trabajo. El éxodo de agentes obliga al equipo de gobierno a contratar interinos, policías con «una formación inferior al estar menos tiempo en la academia», según critican los que tienen plaza.

«Es difícil competir»

El alcalde, Loren Oliva, asegura que trabajan para «mejorar» las condiciones. «Vamos a contratar un policía más en verano para que no haya desajustes de horarios, porque sí es cierto que, si un agente está de vacaciones, hay que llamar a otro. Y hemos incorporado el horario que solicitaron, trabajar el fin de semana doce horas cada día y luego librar una semana -defiende Oliva-. También hay personas que se quedan porque están a gusto».

El Consistorio pedirá al Departamento vasco de Seguridad que le ceda tres agentes de la bolsa de empleo que tiene la academia de Arkaute para cubrir las tres bajas que se producirán a comienzos de 2018. «Esperamos que no haya problema porque están justos, así que lo solicitaremos cuanto antes», comenta el concejal de Policía, Víctor Molano. El Ayuntamiento prevé convocar una OPE, aunque teme que sirva «de poco» porque «es difícil competir con municipios como Getxo y Bilbao. Aquí no hay puestos intermedios, ni tampoco especializaciones, y cobran menos. También mi sueldo es inferior al de otros alcaldes, pero tenemos otras cualidades», defiende Oliva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos