El maestro del celuloide

Jokin Urruticoechea, Urko de los Ríos, Pilar Trigueros y Toni Garzón. /JORDI ALEMANY
Jokin Urruticoechea, Urko de los Ríos, Pilar Trigueros y Toni Garzón. / JORDI ALEMANY

El Cine Club FAS homenajeó al director de cine bilbaíno Pedro Olea con la proyección de las películas 'Zombie eguna' y 'El bosque del lobo'

TXEMA SORIA

Los responsables del Cine Club FAS han comenzado la temporada cinematográfica apretando el acelerador con un homenaje más que merecido al director bilbaíno Pedro Olea, después de haber rendido tributo la pasada semana al actor Mario Pardo. En su sede, el salón el Carmen, ubicado en la plaza de Indautxu, proyectaron la última película de Olea, el cortometraje 'Zombie eguna', que formaba parte del largo 'Bilbao-Bizkaia, Exterior Día', promovido por la Bilbao Film Comission, y que fue estrenado en la última edición de Zinebi.

Luego exhibieron una de sus primeras películas, 'El bosque del lobo', realizada en 1970 y protagonizada por el gran actor José Luis López Vázquez. Con ella el director bilbaíno consiguió uno de los premios más importantes del Festival de Cine Religioso y de Valores de Valladolid y también triunfó en el festival de cine de Chicago. Carrero Blanco, vicepresidente del Gobierno en esa época, pretendió prohibir su difusión, algo que no consiguió.

Juanjo Ortiz fue el encargado de glosar la figura de Pedro Olea en el acto de homenaje. Olea, que cada día pasea por las calles de su villa natal, nació en 1938. Su familia regentaba el restaurante Retolaza, uno de los grandes de la historia culinaria de Bilbao, en el Casco Viejo. Una de las cocineras del local fue quien le inició en el mundo del cine. Ella era quien les llevaba a él y a sus hermanos, cuando eran niños, a ver las películas que se estrenaban en la villa. Estudió hasta cuarto de Económicas y una vez abandonó la carrera se marchó a Madrid, donde cumplió su sueño de estudiar en la Escuela Oficial de Cine. Ha dirigido películas tan importantes para el cine español como 'Tormento', 'Pim, pam, pum… ¡fuego!', 'Un hombre llamado flor de otoño', 'Akelarre', 'Bandera negra' o 'El maestro de esgrima', con la que obtuvo en 1992 el premio Goya al mejor guión adaptado.

Al homenaje se acercaron Txaro Landa, presidenta del Cine Club FAS; el pintor Alberto Martínez, Marian Olea, Pili Zubiaga, Charo Nogueira, Pilar Trigueros, Jokin Urruticoechea, Urko de los Ríos, el director de cine y escritor Toni Garzón, el arquitecto Pedro Basáñez, que acudió con su hijo Aitor; Ángel Casas, Edgar Cárdenas, Iñaki Martín, Juan Pacheco, José Múgica e Idoia Salcedo.

No quisieron perderse el acontecimiento Alfonso Vallejo, Ander Fraile, Eva Linaza, Asami Díez, Asier Larrondo, la fotógrafa Ruth Ochoa, José Luis Fernández, Aurora Uriarte y las hermanas Marisa, Amaia, Ana y Elena Ozamiz. Asimismo acudieron Txarli Otaola, Marije Murguía, la poeta Marisa Gutiérrez, Mikel Aguirre, Josune Barrena, José Benito Encinas, Dorita Encinas, Miguel Ángel González, Jesús Mardones, Julia Orive e Íñigo María de la Fuente, director del hotel Abando. No faltaron a la cita Federico Gil, Ramón Manterola, Lander Azueta, Charo Intxausti, Carmen Rodríguez, José Ugarriza, Mikel Serna, Íñigo Santamaría, Iñaki Gallardo, el escritor Pablo Zapata, María José Blanco, Norberto Albóniga, José Luis Gorbeña y Maite Murillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos