Llega el crudo invierno: lluvia, frío y descenso de la cota de nieve

Un ciclista circula bien pertrechado contra el frío, en una imagen tomada ayer en Vitoria. /JESÚS ANDRADE
Un ciclista circula bien pertrechado contra el frío, en una imagen tomada ayer en Vitoria. / JESÚS ANDRADE

Un masa polar procedente de Irlanda hará que el desplome de los termómetros y las precipitaciones se mantengan hasta el domingo

AMAIA CHICO

Si hasta ahora se había resistido a sacar del armario las bufandas, los guantes y los abrigos más recios, la previsión meteorológica para esta semana le va a despejar cualquier duda. Llega el crudo invierno. Y llega para quedarse, por lo menos, hasta el domingo en forma de lluvia, temperaturas gélidas y nieve que alcanzará cotas bajas en el interior del territorio y que incluso, mañana o el viernes, podría cubrir de blanco montes que se alzan a pie de costa, en cotas de unos 400 metros en Bizkaia.

«Será la primera nevada de la temporada», augura la delegada de Aemet en el País Vasco, Margarita Martín, que extiende ese mapa del tiempo lleno de nubes, copos blancos y viento helador procedente del norte a todo el País Vasco y a gran parte de España, donde se esperan las ansiadas precipitaciones que palíen en parte una sequía extrema: las reservas generales del Estado se sitúan en poco más de un tercio de la capacidad total y el Gobierno gallego advirtió ayer mismo que solo queda agua para abastecer las ciudades durante noventa días antes de dar paso a las restricciones.

A abrigarse

Nieve:
La cota se situará en 600 metros de forma generalizada, aunque podría bajar hasta los 400 el viernes.
Temperaturas:
Por las noches los termómetros se situarán en bastantes puntos de Euskadi en dos y tres grados bajo cero.

Los cinco milibares que ayer bajó la presión en apenas cuatro horas, «más de un milibar por hora», constató la meteoróloga, eran el preludio a mediodía de las precipitaciones que llegaron unas horas más tarde al País Vasco. En Bilbao, a las dos de la tarde, ya era apreciable el giro en las nubes. «A 1.400 metros sobre el norte de Escocia hay una masa de aire frío con seis grados bajo cero, y a unos 5.200 metros sobre la vertical del mismo sitio el aire tiene 34 grados bajo cero, es aire de origen ártico», indica Martín para justificar «lo que se nos viene encima».

Aviso amarillo

Esa masa de aire frío se irá acercando a lo largo del día de hoy a la Península empujada por «una corriente muy fuerte de viento del norte que apunta hacia el golfo de Bizkaia» y cuando se coloque sobre la costa vasca, esta noche, dejará «temperaturas más frías» y precipitación en forma de nieve, que será «generalizada» por encima de los 600 metros, explica la delegada de Aemet. Los copos pueden caer de forma más localizada desde esta misma tarde en puntos del interior del territorio. De hecho, tanto Aemet como Euskalmet, la agencia vasca, tienen activado el aviso amarillo por nevadas en el interior de Bizkaia, Gipuzkoa y en Álava al completo.

El fenómeno hará que el tiempo empeore de forma sensible a lo largo de hoy

«Puede nevar en cualquier sitio» entre los 500 o 600 metros, advierte Martín. «Dependerá de por dónde se canalice la masa de aire frío», explica. Aunque la precipitación se irá desplazando hacia el Mediterráneo, y dejará lluvia y nieve en buena parte del este, centro y cotas altas del sur peninsular, las precipitaciones y los termómetros desplomados continuarán hasta el fin de semana. Mañana las temperaturas pueden no superar «los 4 grados en la costa y los 2 en el interior». Y por la noche, las mínimas serán negativas aunque gracias a la precipitación se contendrán en los -2 o -3 grados.

El panorama será similar el viernes, aunque sigue enfriando y la nieve podría llegar hasta la costa; en principio, no a las playas pero sí a montes cercanos. «No serán nevadas generalizadas, sino locales y en zonas altas», aclara la responsable vasca de Aemet, que advierte además que ese día se intensificará el viento y con él la sensación de frío. «La situación marítima estará muy revuelta, con vientos del norte de 30 a 40 kilómetros hora de media, pero que pueden alcanzar rachas más fuertes de hasta 60 ó 70».

La lluvia y la nieve empezarán a remitir el domingo por la tarde, aunque «no el frío», recalca Margarita Martín, quien de forma somera augura, a partir del lunes, otra semana de frío aunque más seco, «lo que hace bajar más las mínimas», recalca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos