Buscan al autor de la agresión sexual a una estadounidense de 21 años en Bilbao

Agentes de la Ertzaintza, ayer en el portal donde se produjo la agresión sexual./Luis Calabor
Agentes de la Ertzaintza, ayer en el portal donde se produjo la agresión sexual. / Luis Calabor

El ataque se produjo en el sofá de un portal de la calle Lersundi,en pleno centro de la capital vizcaína, durante la noche de Halloween

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Las agresiones sexuales a mujeres en celebraciones nocturnas no parecen tener fin. No hay fiesta en la que no se produzca al menos una. La noche de Halloween no fue una excepción. Una joven de 21 años y nacionalidad estadounidense acaba de denunciar que fue víctima de un ataque sexual la noche del pasado 1 de noviembre en Bilbao.

La Ertzaintza busca al presunto autor de los hechos, del que cuenta con una vaga descripción, de la que ha trascendido que es calvo o llevaba la cabeza rasurada. Según el testimonio de la chica, los hechos se produjeron en el sofá de un portal de la calle Lersundi, sobre las siete de la madrugada, cuando ella regresaba a su domicilio.

Una App que conecte a las mujeres con la Policía Municipal

El grupo municipal Udalberri-Bilbao en Común pedirá en el próximo pleno de noviembre que se desarrolle una aplicación móvil contra las agresiones sexistas, que sirva para conectar al usuario de manera directa con la Policía Municipal. También debería tener una opción de teleacompañamiento, con geolocalizador para tránsitos nocturnos de especial riesgo. Tenerife, Pamplona y, recientemente también Durango, han puesto en marcha iniciativas parecidas. Para Carmen Muñoz, portavoz de la coalición formada por Podemos, Ezker Anitza-IU y Equo, «la escalada de agresiones machistas en Bilbao es más que preocupante». «Hasta agosto han crecido un 30%, por tanto hay que dar un paso más proponiendo cualquier tipo de medida que contribuya a su erradicación. Está en juego la vida y la dignidad de mujeres y niñas», advierte Muñoz.

Agentes de la Unidad de Policía Científica de la Ertzaintza estuvieron ayer en el escenario del delito recogiendo evidencias. El portal quedó acordonado mientras los especialistas extraían las pruebas. Entre otras, encontraron restos biológicos y pelos que serán analizados y cotejados para comprobar si pueden tener relación con este caso. Los investigadores de la Policía autonómica contemplan también la posibilidad de que algunas de las cámaras de videovigilancia instaladas en la zona puedan haber grabado al agresor.

En marzo de 2015, otra joven universitaria norteamericana de 20 años denunció haber sido víctima de una agresión sexual en Bilbao. Ocurrió sobre las cuatro de la mañana, cuando regresaba a su domicilio. Fue abordada en un portal de la calle Alameda de Rekalde. El agresor la empujó al interior y abusó sexualmente de ella. La Ertzaintza se hizo cargo de la investigación. Antecedente

Tras el ataque, la chica subió a su domicilio, donde permaneció en estado de shock hasta que acudió a denunciar lo sucedido durante la noche del pasado jueves. De inmediato, se activó el protocolo para casos de agresiones sexuales y fue trasladada a un hospital, donde la examinó un médico forense.

«Profunda indignación»

El Ayuntamiento de Bilbao expresó su «máxima condena y más profunda indignación» por esta nueva agresión machista en el distrito de Abando, que supone «un atentado a la integridad física y moral y, en consecuencia, una grave e intolerable vulneración de los derechos humanos». Según el Consejo de la Juventud de Euskadi, que condenó los hechos en las redes sociales, la joven estadounidense fue asaltada en plena calle. Tras mostrar su «compromiso contra el machismo», reclamó que este tipo de agresiones sean consideradas también como violencia de género.

En las pasadas fiestas de San Fausto de Durango, un hombre de 59 años fue detenido como autor de una agresión sexual a una vecina de la localidad el 8 de octubre. Pocos días antes, en Basauri, otras dos jóvenes denunciaron sendos ataques sexuales. Una chica de 20 años sufrió abusos junto a los baños durante la verbena y la segunda víctima, tocamientos mientras miccionaba.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos