El Correo

Cameron pide más poderes para que los servicios secretos puedan espiar las comunicaciones

David Cameron.
David Cameron. / Paul Ellis (Afp)
  • El primer ministro británico considera que esta iniciativa, necesaria "tras los atentados terroristas de París", es compatible con una "democracia moderna y liberal"

El primer ministro británico, David Cameron, ha defendido que los servicios secretos de su país cuenten con más poderes y competencias para poder espiar las comunicaciones.

"Las agencias de espionaje británicas tienen que tener más poderes para leer el contenido de las comunicaciones tras los atentados terroristas de París", ha afirmado Cameron desde Nottingham, según recoge el diario The Guardian en su edición digital. Esta iniciativa, según Cameron, es compatible con una "democracia moderna y liberal".

"Hay dos cuestiones. Una son los datos de las comunicaciones. No se trata del contenido de las llamadas, sino quién llamó a quién y cuándo. Estos datos vitales son cruciales no solo para combatir el terrorismo, sino también para encontrar a desaparecidos e investigar asesinatos", ha explicado. "Lo que importa es que podamos acceder a estos datos cuando se utilicen teléfonos fijos, móviles u otras formas de comunicación más modernas a través de Internet (...). Será necesaria una nueva legislación", ha argumentado.

"Mantener a salvo al país"

Una segunda cuestión es el acceso al contenido de una llamada telefónica o cualquier otra forma de comunicación. "¿Queremos que cualquier medio de comunicación entre personas (...) que no podamos leer con una orden personal del ministro del Interior? No debemos permitirlo", se ha preguntado.

"La primera función de un Gobierno es mantener a salvo al país. Los atentados de París son la prueba del nivel de amenaza que tenemos que afrontar y tenemos que tener poderes robustos en nuestras agencias de inteligencia y seguridad para mantener a la gente a salvo", ha apostillado.

The Guardian especula con que, siguiendo estas premisas, el Partido Conservador de Cameron podría impulsar la aprobación en 2016 de nuevas leyes que hagan que no se pueda denegar el acceso al contenido de comunicación alguna siempre que haya una orden firmada por el ministro del Interior.

La última iniciativa conservadora en esta materia, conocida como Ley de Datos de las Comunicaciones, fue tumbada ante la falta de apoyo del socio de Gobierno de Cameron el Partido Liberal Demócrata.