El Correo

Manifestantes paquistaníes cercan la casa del primer ministro y toman la televisión

Manifestantes paquistaníes cercan la casa del primer ministro y toman la televisión
/ Afp
  • Las fuerzas del orden se han visto obligadas a usar gases lacrimógenos contra los participantes en las protestas, que armados con palos de madera les han obligado a retroceder

La cadena de televisión estatal de Pakistán, PTV, ha vuelto a emitir después de que fuerzas del Ejército y paramilitares hayan limpiado el edificio de manifestantes opositores y hayan puesto bajo protección las instalaciones, situadas en el centro de Islamabad.

La evacuación ha transcurrido aparentemente sin violencia y los manifestantes han abandonado las instalaciones de forma pacífica, poco después de forzar la interrupción de las emisiones.

"Han entrado en las oficinas de la PTV", ha dicho un presentador antes de que la pantalla se fuese a negro. Según sus palabras, los manifestantes estaban "golpeando a personal de la PTV que realizaba su trabajo".

Otra cadena, Express, ha difundido imágenes del edificio con los manifestantes agolpados en el interior, algunos de ellos con máscaras de gas, antes de que llegasen las Fuerzas Armadas y los paramilitares a las instalaciones.

El asalto a la televisión se ha sumado a otras protestas en las inmediaciones de la residencia oficial del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif. Los manifestantes han hecho retroceder a la Policía tras irrumpir en el área donde se encuentra la mayor parte de los edificios gubernamentales.

Las fuerzas del orden se han visto obligadas a usar gases lacrimógenos contra los manifestantes, que armados con palos de madera les han obligado a retroceder. Se desconoce si el primer ministro se encuentra en la residencia, situada a poca distancia de la zona donde se producen los enfrentamientos.

Durante las marchas contra el primer ministro de los últimos días, lideradas por el exjugador de críquet Imran Jan y el religioso Tahir ul Qadri, al menos tres personas han muerto y 560 han resultado heridas. Entre los lesionados se encuentran 77 agentes de los cuerpos de seguridad desplegados en la llamada 'Zona Roja'.