El Correo

China impide a tres líderes de las protestas en Hong Kong que viajen a Pekín

Los tres jóvenes antes de conocer que no iban a viajar.
Los tres jóvenes antes de conocer que no iban a viajar. / Reuters
  • El régimen denegó los permisos necesarios a Alex Chow, Eason Chung y Nathan Law, que pretendían reunirse con miembros del Gobierno y plantearles sus demandas

El Gobierno chino denegó los permisos legales para que tres representantes de los estudiantes que participan en las protestas prodemocráticas en Hong Kong viajaran hoy Pekín para tratar de reunirse con miembros del Gobierno y plantearles sus demandas.

El secretario general de la Federación de Estudiantes de HongKong, Alex Chow, y los miembros Eason Chung y Nathan Law fueron informados de que sus permisos de regreso habían sido denegados minutos antes de que embarcaran en un vuelo en el aeropuerto de HongKong a las 17.00 horas (9:00 GMT), ha asegurado otro integrante de la agrupación, Lester Shum.

Personal de la compañía aérea Cathay Pacific, en la que habían reservado su vuelo los estudiantes, señalaron que se les notificó, por parte de las autoridades chinas, que los permisos de retorno a casa de los líderes estudiantiles ya no eran válidos.

Minutos antes de que intentaran embarcar, Chow señaló que el movimiento democrático seguirá adelante. "Nada derrotará a la gente de HongKong", dijo ante decenas de personas que se acercaron al aeropuerto para mostrar su apoyo a los tres estudiantes cuando se cumplen hoy 49 días desde que comenzaran las protestas democráticas en la excolonia británica.

Reforma electoral

Los tres jóvenes querían reunirse con líderes chinos, entre ellos el primer ministro, Li Keqiang, para pedirles cambios sobre la reforma electoral planteada por China para las elecciones a la jefatura de Gobierno de la Región Administrativa Especial de HongKong en 2017.

Pekín limitó hace dos meses el número de candidatos a los comicios e impuso que se eligieran a través de un comité controlado por el Gobierno central, lo que sirvió de detonante de las protestas en la isla, que todavía continúan.

En una conferencia de prensa el miércoles junto a su homólogo estadounidense, Barack Obama, el presidente chino, Xi Jinping, tachó el movimiento Occupy Central, que impulsa las protestas, de "ilegal", en su primera declaración pública al respecto.