El Correo

Las FARC liberan a dos soldados secuestrados en el este de Colombia

'Iván Márquez'.
'Iván Márquez'. / Adalberto Roque (Afp)
  • La guerrilla da por "cumplido" su compromiso en la primera fase del acuerdo con el Ejecutivo de Santos y adelanta que, a partir de ahora, se centrará en la entrega del general Alzate y de sus dos acompañantes

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han entregado esta mañana al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a los soldados colombianos Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, secuestrados el pasado 9 de noviembre en Arauca (norte).

El CICR ha liderado este operativo de entrega, pactado por el Gobierno y las FARC a raíz de la crisis generada por el secuestro del general Ruben Darío Alzate y de otras dos personas en Chocó (noroeste) y que derivó en la suspensión de las conversaciones de paz de La Habana.

Las FARC han informado en un comunicado de que Rivera y Díaz han sido liberados "sanos y salvos en las llanuras del Arauca". Fueron entregados "sin novedad" a la misión humanitaria, en la que además del CICR también participan Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz. El Ministerio de Defensa colombiano también ha confirmado la entrega.

El CICR ha explicado en un comunicado que una médico del grupo examinó a los dos uniformados "para cerciorarse de que se encontraban en condiciones aptas para su traslado". Una vez confirmado su buen estado, los dos militares fueron trasladados en un helicóptero hacia Tame, donde les estaban esperando miembros del Ejército.

Segunda fase

La guerrilla ha dado por "cumplido" su compromiso en la primera fase del acuerdo con el Ejecutivo de Juan Manuel Santos y ha adelantado que, a partir de ahora, centrará sus "esfuerzos" en la "liberación" de Alzate y de sus dos acompañantes -José Rodríguez Contreras y Gloria Urrego-.

"Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes", han advertido las FARC.

El jefe de la delegación del CICR en Colombia, Christoph Harnisch, ha destacado que la implicación de la organización en la primera fase de las liberaciones ha sido posible "gracias a la aceptación" de "todas las partes en conflicto". Desde 1994, el CICR ha gestionado la liberación de más de 1.500 personas en poder de grupos armados.