El Correo

Manifestantes cierran el aeropuerto de Acapulco por los estudiantes desaparecidos

fotogalería

Centenares estudiantes, maestros y familiares de los 43 jóvenes desaparecidos toman el aeropuerto de la ciudad turística de Acapulco (México) / Efe

  • Unas 2.500 personas, entre familiares y amigos de los 43 'normalistas', han bloqueado los accesos al aeródromo de la ciudad

Manifestantes han cerrado el aeropuerto internacional de Acapulco , uno de los principales centros turísticos de México, en el marco de las protestas para exigir la vuelta con vida de los 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) desaparecidos el pasado 26 de septiembre en el municipio de Iguala.

Unas 2.500 personas, entre familiares de los 43 'normalistas', estudiantes de magisterio y miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), han bloqueado los accesos al aeropuerto internacional de Acapulco.

Según ha explicado Felipe de la Cruz, padre de uno de los 43 'normalistas', han llegado a un acuerdo con la dirección de la terminal aérea, según el cual mantendrán un bloqueo de tres horas sobre todos los accesos pero no entrarán.

Como primera consecuencia, el vuelo ASQ4094 de United Airlines, que se dirigía a Acapulco , ha tenido que regresar a Houston, su ciudad de origen, debido al cierre simbólico del aeropuerto, según ha informado el diario mexicano 'Milenio'.

Los manifestantes 'normalistas' ya anunciaron el pasado mes de octubre, coincidiendo con el primer mes de la desaparición de sus 43 compañeros, que radicalizarían las protestas con tomas de carreteras, aeropuertos y ayuntamientos.

Este sábado, manifestantes 'normalistas' consiguieron llegar hasta el Palacio Nacional, en México DF, y lanzar cócteles molotov, causando un pequeño incendio en su entrada principal. En este contexto, las autoridades mexicanas han hecho un llamamiento a "la no violencia".

Enfrentamientos con la policía

Antes de llegar al aeropuerto internacional de Acapulco , los manifestantes han marchado por esta ciudad mexicana y se han enfrentado a los policías que les impedían llegar a su destino, de acuerdo con la prensa local.

Grupos de encapuchados han atacado con machetes, picos, palos y piedras a los 300 agentes que formaban un cordón de seguridad en el Bulevar de las Naciones para impedir que la marcha 'normalista' continuara hasta el aeropuerto.

Los policías han aguantado los ataques, que han dejado un saldo de al menos 18 agentes heridos, tres de ellos de gravedad, hasta que los manifestantes han accedido a dialogar.

Finalmente, tras una negociación de 20 minutos con los líderes de la marcha 'normalista', los policías han dejado avanzar a los manifestantes hasta la terminal aérea.

Los manifestantes han salido a las 4.00 (hora local) de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ubicada en el municipio de Tixtla, a bordo de 20 autobuses para llevar su protesta por el caso Iguala hasta esta importante ciudad.

Caso Iguala

Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas y de los cadáveres de la veintena de fosas comunes que se han hallado en Iguala y los municipios cercanos.