El Correo

Entra en vigor una nueva tregua en el este de Ucrania

Un miliciano ucraniano, en la ciudad de Pisky.
Un miliciano ucraniano, en la ciudad de Pisky. / Afp
  • Fue acordada la semana pasada con la mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa

La nueva tregua acordada entre las autoridades ucranianas y los separatistas de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk ha entrado hoy en vigor en el este de Ucrania.

"Según los datos que tenemos para esta hora, no hay choques armados en ninguna parte", ha dicho un portavoz del mando de las milicias separatista, citado por la agencia rusa RIA Nóvosti.

El alto el fuego, que entró en vigor a las 07.00 GMT, fue acordado la semana pasada con la mediación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"Por iniciativa del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en todas las posiciones de las fuerzas de la Operación Antiterrorista (como las autoridades de Kiev denominan la campaña contra los separatistas) se ha impuesto un régimen de alto el fuego", ha anunciado el mando militar ucraniano en su página de Facebook.

Consultas en Minsk

El ministro de Defensa ucraniano, Stepán Poltorak, anunció anoche que las fuerzas armadas del país están preparadas para cumplir el alto el fuego, acordado semana pasada. "Insisto, las Fuerzas Armadas están preparadas para el cese de las hostilidades (...), veremos mañana cómo se cumple", dijo Poltorak a medios locales.

El titular de Defensa ha subrayado que la nueva tregua no depende de que se reanuden esta semana las consultas en Minsk entre Ucrania, los separatistas, Rusia y la OSCE.

La anterior tregua declarada en la capital bielorrusa el pasado 5 de septiembre, pero no llevó al cese de las hostilidades, que desde el estallido del conflicto se han cobrado más de 4.300 muertos, entre combatiente y civiles, y han provocado el éxodo de ciento de miles de refugiados.

El presidente ucraniano se reunió ayer con representantes de la OSCE en Kiev a los que instó a convocar "cuanto antes" una reunión del Grupo de Contacto (Ucrania, separatistas, Rusia y la OSCE) para el arreglo del conflicto.