El Correo

Nueve soldados ucranianos mueren en un ataque de separatistas prorrusos

Cientos de manifestantes derriban una estatua de Lenin en Járkov.
Cientos de manifestantes derriban una estatua de Lenin en Járkov. / Reuters
  • Los rebeldes lanzan un obús contra un blindado de las tropas ucranianas en el aeropuerto de Donetsk

Nueve soldados ucranianos han muerto y otros 27 han resultado heridos en las últimas 24 horas en el este de Ucrania a pesar de la tregua decretada entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos, ha informado hoy el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ucraniano, Andréi Lisenko.

Siete de los soldados fallecieron por el impacto de un obús lanzado por los rebeldes contra un blindado de las tropas ucranianas en el aeropuerto de Donetsk, según escribió en su Facebook Yuri Biriukov, consejero del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko.

El centro de prensa de la Operación Antiterrorista desplegada por Kiev contra los sublevados en el este del país ha denunciado reiterados ataques con tanques durante toda la jornada de ayer contra las posiciones ucranianas en el aeropuerto de Donetsk, controlado desde el inicio de la campaña militar por las tropas ucranianas y rodeado por los separatistas.

Además, según han reconocido los rebeldes, varios soldados ucranianos murieron en combates entre los dos bandos en la ciudad de Schastie, en la vecina región de Lugansk.

"Un gran contingente del Ejército ucraniano ha llegado a la ciudad. La artillería de Novorossia (como llaman los separatistas la unión de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk) golpeó las posiciones del enemigo en respuesta a un ataque", ha informado la agencia de información de los rebeldes 'Novorossia'.

Más de 3.000 muertos

Al mismo tiempo, el llamado Estado mayor de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD) denunció la muerte de seis civiles y cinco milicianos en las últimas 24 horas. Las autoridades municipales de Donetsk, ciudad habitada por un millón de personas antes del comienzo del conflicto armado hace cuatro meses, confirmó la muerte de tres civiles por fuego de artillería disparado contra la urbe.

Transcurrido casi un mes desde la declaración de la tregua, las escaramuzas entre los dos bandos continúan, aunque con menos intensidad, según constata la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Según la ONU, más de 3.000 personas habrían muerto desde abril en Donetsk y Lugansk, donde antes del estallido de la sublevación armada contra Kiev vivían más de 8 millones de personas.