El Correo

La Policía australiana mata a tiros a un joven de 18 años en Melbourne

  • El chicó habría atacado con un cuchillo a dos agentes durante su comparecencia en una comisaría de Melbourne para declarar sobre sus supuesto vínculos con el Estado Islámico

La Policía Federal de Australia (AFP) ha matado a tiros a un joven de 18 años después de que éste atacara con un cuchillo a dos agentes durante su comparecencia en una comisaría de Melbourne para declarar sobre sus supuesto vínculos con el Estado Islámico.

Según ha informado la cadena australiana ABC, la AFP había pedido al joven que acudiera a la comisaría de Endeavour Hills para interrogarle sobre unas amenazas contra el primer ministro, Tony Abott.

Al parecer, el joven había sido declarado "persona de interés", no solo por sus supuestas amenazas a Abott, sino también porque se le había visto enarbolado una bandera del Estado Islámico, por lo que se le había cancelado el pasaporte.

El comisario de la AFP Luke Cornelius ha explicado que a su llegada a la sede policial el sospechoso tuvo un altercado con dos agentes y que les apuñaló, ante lo cual un tercer uniformado le disparó, acabando con su vida.

"Para nosotros está absolutamente claro que nuestros compañeros no tenían más opción que actuar como lo han hecho", ha asegurado, indicando que los dos policías apuñalados están estables pero graves en un hospital local.

Cornelius ha aclarado que se trata de un incidente aislado. "Parece que este individuo estaba actuando solo, que no estaba actuando de forma coordinada con otros", ha dicho.

La semana pasada Australia llevó a cabo la mayor operación antiterrorista de su historia. Unos 800 agentes fuertemente armados realizaron redadas en Sydney y Brisbane y detuvieron a 15 personas, días después de que el país elevase su nivel de amenaza a "alta" por primera vez.