El Correo
Imagen se satélite cedida por la OTAN que muestra seis vehículos de artillería rusa howitzer en un convoy en territorio ucraniano.
Imagen se satélite cedida por la OTAN que muestra seis vehículos de artillería rusa howitzer en un convoy en territorio ucraniano. / Efe /OTAN

Poroshenko acusa a Putin de invadir militarmente Ucrania

  • El mandatario denuncia el despliegue de tropas rusas en el este del país y se reúne de urgencia con el Consejo de Seguridad de la ONU

  • Rusia niega la invasión militar pese a las imágenes de satélite que muestran vehículos de artillería rusa en territorio ucraniano

  • El alcalde de Donetsk denuncia la muerte de al menos 15 civiles en los bombardeos registrados hoy

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, ha denunciado que tropas regulares rusas con armamento pesado han entrado en territorio ucraniano, aunque ha asegurado que la situación militar en el este del país es "controlable". "Entraron columnas con técnica militar pesada, una gran partida de armas y tropas de unidades regulares de la Federación Rusa", ha declarado Poroshenko al dar inicio a una reunión urgente del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, según medios locales. Esas tropas rusas, que habrían participado en la toma de la ciudad fronteriza de Novoazovsk (en la costa del mar de Azov), entraron "a través de una zona de la frontera no controlada" por las fuerzas gubernamentales, según ha agregado.

Por ese motivo, Poroshenko ha cancelado su viaje a Turquía, ha convocado esta reunión y ha pedido una sesión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU y del Consejo de la Unión Europea. "Seré franco: la situación es, sin lugar a dudas, extremadamente complicada. Pero es controlable, suficientemente controlable como para que no caigamos presa del pánico", ha señalado.

Según ha señalado Poroshenko, la exitosa ofensiva ucraniana contra los bastiones rebeldes en el este del país obligó a los separatistas de las regiones de Donetsk y Lugansk a pedir refuerzos a Rusia. Con todo, "somos capaces de defendernos solos", aunque, "sí, necesitamos armamento moderno y de alta tecnología", ha destacado el mandatario, que se ha mostrado convencido de que la situación al respecto "mejorará notablemente".

Según distintas fuentes citadas por medios rusos, la OTAN y la inteligencia estadounidense confirman la presencia de militares rusos en el este de Ucrania, y portavoces aliados destacan la presencia de otros 20.000 efectivos rusos cerca de la frontera ucraniana. Mientras tanto, representantes del Gobierno ucraniano han explicado que Kiev se resiste a declarar el estado de guerra en el país puesto que en tal caso la legislación internacional prohibiría a Ucrania recibir ayuda militar extranjera.

Rusia niega la invasión

Sin embargo, el Ministerio de Defensa de Rusia ha negado la presencia de sus unidades militares en territorio de Ucrania y ha denunciado que la "información no tiene nada que ver con la realidad", según ha señalado el general Ígor Konashenkov, el portavoz castrense, citado por las agencias locales. Asimismo, ha tachado de "farol" la información sobre la supuesta lista de agrupaciones militares rusas que luchan en las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk, escenario de combates entre fuerzas gubernamentales y separatistas prorrusos. Ha reconocido sin embargo que la mayoría de las unidades rusas participan actualmente en maniobras tácticas lejos de sus habituales bases de emplazamiento, aunque ha calificado esa situación de "normal" para cualquier Ejército.

Por otra parte, Poroshenko ha desvelado que hoy, jueves, había tenido lugar la primera reunión entre los mandos militares de Ucrania y Rusia sobre la necesidad de controlar la frontera e impedir la entrada de "unidades militares de la Federación Rusa" en territorio ucraniano. Ante la insistencia de Ucrania y Lituania, el Consejo de Seguridad de la ONU ha convocado una reunión urgente para analizar la situación en Ucrania para las 18.00 hora GMT. "El mundo debe hacer una valoración sobre el repentino agravamiento de la situación en Ucrania", ha insistido Poroshenko.

Se recrudecen los combates

Paradójicamente, los combates entre los dos bandos enfrentados en el este de Ucrania se han recrudecido desde la cumbre del martes en Minsk, en la que Poroshenko se reunió por vez primera sin intermediarios con el líder ruso, Vladímir Putin. Según la prensa, los separatistas prorrusos intentan abrir un tercer frente en el este de Ucrania, escenario de una sublevación armada desde abril pasado.

Mientras tanto, durante esta jornada han resultado muertos 15 civiles a causa de los bombardeos registrados sobre Donetsk, los cuales afectaron varios barrios del bastión prorruso de Dotensk en el este de Ucrania, según han anunciado las autoridades municipales. Los disparos de artillería en los barrios del oeste, del norte y el noreste, causaron daños en las infraestructuras de la ciudad, y en edificios residenciales. Las autoridades habían anunciado este jueves, previamente, la muerte de 11 personas en las últimas 24 horas.