Tos, idioma común

Aumentan los casos de gripe

Tos, idioma común
Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

Qué van a contarnos del éxito de la gripe si yo estoy empezando a toser y hay grandes posibilidades de que usted lea esto en la cama, con los ojos llorosos y rodeado de una constelación de pañuelos de papel. De hecho, creo que voy a intentar utilizar las palabras más largas posibles, las más prolongadas, para que usted las lea mejor, para que las identifique optimísimamente, a pesar de la visión borrosa y el lagrimeo. Son algunos de los síntomas que en este momento nos hermanan a buena parte de la población. No crean que es frecuente que tanta gente comparta así sentimientos y esperanzas. El sentimiento es de malestar general. Las esperanzas consisten en estar recuperados para poder desayunar roscón de Reyes. La gripe sí que es un hecho diferencial. Perdonen, se me olvida lo de que igual leen mejor las palabras largas. Decía que la gripe constituye indudablemente una evidencia idiosincrática.

Es habitual que los casos se disparen justo en estas fechas, cuando la gente ha estado saliendo más a la calle y reuniéndose con amigos y familiares. Es triste decirlo, pero los buenos sentimientos favorecen el contagio. La misantropía es en cambio terapéutica. Las gripes se superan en soledad, mandando al exilio a quien comparte con uno el dormitorio, diciéndoles a los niños que bastará con que se asomen a la puerta para saludar. Es lo que hay que hacer: atrincherarse. Lo que no hay que hacer es ir a Urgencias sin motivo. Lo repiten cada año las autoridades sanitarias, pero no surte efecto. Eso favorece que los servicios sufran grandes picos de demanda y se desencadene algo incluso peor que una epidemia: una tradición. Como cada año, ayer los sindicatos denunciaron el colapso del sistema hospitalario. Y como cada año el sistema hospitalario aseguró que se mantienen los criterios de calidad habituales. Ambas cosas no pueden estar pasando al mismo tiempo, pero igual es otro de esos milagros de la Navidad, como pensar que comer doce uvas trae buena suerte o estimar que una probabilidad de 1/100.000 respalda la compra de un décimo de lotería.

Se me ha vuelto a olvidar lo de escribir palabras largas, para que las lean mejor. Sociosanitariamente... Aunque quizá les duela ya la cabeza y lo mejor sea acortarlo todo mucho. Abreviar. Veamos. Cof. Achús. Fiebre. Fatal. Todos. Así que reposo. Paciencia. Y mucho líquido.

Temas

Gripe

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos