La huelga de los subcontratados amenaza la programación navideña del Euskalduna

Uno de los eventos de estos días./
Uno de los eventos de estos días.

La dirección mantiene los espectáculos pese a la ausencia, a partir de hoy y de forma indefinida, del 70% de la plantilla

MARTÍN IBARROLA

Desde que el Palacio Euskalduna subcontrató hace quince años a la empresa Eulen para realizar los servicios auxiliares, es la primera vez que sus trabajadores se declaran en huelga indefinida. Son alrededor de 45 personas que se encargan del montaje y desmontaje de las salas, de la asistencia técnica, de la portería, de la acomodación, de la guardarropía, de la coordinación de eventos y de la atención en taquillas. Unas tareas que deberán asumir las 20 personas que pertenecen a la plantilla propia del Euskalduna.

La reducción de casi el 70% de los empleados amenaza el variado cartel navideño. Hoy mismo hay programadas dos actuaciones de los payasos ‘Pirritx eta Porrotx’ y del mago Dakris. En las próximas jornadas actuarán también los Niños del Coro, el Ballet y Coro del Ejército Ruso y se representará el musical ‘La bella y la bestia’. Se trata de funciones con una alta demanda, considerando el número de asientos que ya se encuentran reservados en la página web. Este periódico ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con la dirección del Euskalduna, que solo ha adelantado que ninguna sesión será suspendida. Representantes de ELA, sindicato que ha dirigido las negociaciones de los huelguistas desde el pasado noviembre, indican que el trabajo que ejerce Eulen es «imprescindible en las actividades diarias» y recuerdan «que sustituir a los empleados sería ilegal y atentaría contra el derecho a la huelga».

«Lo primero que queremos es un calendario laboral para poder regularizar las jornadas de este año. Además, esperamos dignificar las condiciones que han tenido que soportar los trabajadores durante tanto tiempo», dicen los portavoces sindicales. «Después de varias reuniones, nos dimos cuenta de que Eulen no estaba dispuesta a concedernos ninguna mejora». La mayoría de los empleados están sujetos a contratos temporales que requieren de una disponibilidad plena, «ofrecen salarios precarios y no integran ningún tipo de pluses», según la versión de ELA.

Los huelguistas

45
son los huelguistas que pertenecen a la subcontrata Eulen. La plantilla fija del Euskalduna cuenta con 20 personas, que deberán encargarse de la programación.

Jornadas de 16 horas

«La semana pasada, un trabajador acabó a las dos de la madrugada y volvió a su puesto a las siete de la mañana. Desgraciadamente, las jornadas de 16 horas son muy habituales. Parece que en el palacio hay algunos empleados de primera y una gran mayoría de segunda». Los huelguistas harán hoy acto de presencia en las inmediaciones del teatro para asegurarse de que «no haya sustituciones ilegales» y hacer visibles sus reivindicaciones.

«Es un edificio público que depende de la Diputación. El Euskalduna debería velar por las condiciones de sus trabajadores, aunque estén subcontratados. El problema es que durante años todo funcionaba bien y ellos miraban a otro lado». Entre estos operarios hay quien lleva quince años y otros que no superan el lustro. Los tramoyistas, acomodadores, técnicos y recepcionistas vestían ayer pañuelos rojos y esgrimían tirachinas, emulando las huelgas que se vivieron en los años 80.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos