Homenajean a los bomberos que acudieron a la explosión de butano de Santurtzi en 1967

Homenajean a los bomberos que acudieron a la explosión de butano de Santurtzi en 1967

Los dos hombres del equipo que continúan con vida, José Luis Telleria y Eulogio Esteban, recibieron el agradecimiento en el Ayuntamiento marinero

SERGIO LLAMAS

El 17 de enero de 1967, pasadas las diez y media de la noche, Santurtzi se sacudió con las explosiones de varios depósitos de butano licuado que estaban cargados en un tren estacionado junto al muelle. Gracias a la intervención de los Bomberos de Bilbao, la tragedia que afectó a 295 viviendas y dejó sin casa a 150 familias no fue a más. Este miércoles el alcalde de la capital vizcaína, Juan Mari Aburto, y la alcaldesa de la localidad marinera, Aintzane Urkijo, han rendido un homenaje al equipo que se enfrentó al fuego hace medio siglo. Su figura ha estado personificada en los dos agentes que continúan con vida: José Luis Telleria, de 87 años, y Eulogio Esteban, de 80.

«Aunque han pasado 50 años de la explosión que recordamos, todos los santurtziarras la tenemos muy presente y a todos nos han contado nuestros aitas y amas lo que estaban haciendo en aquel momento», rememoró Urquijo. La alcaldesa de Santurtzi señaló que la idea del homenaje ha partido de la actual plantilla de bomberos. Durante el acto, celebrado en el salón de Plenos, se ha podido ver además el reportaje con el que Televisión Española cubrió el accidente en 1967, donde calificaron lo ocurrido de «noche de pesadilla».

Así lo contó EL CORREO.
Así lo contó EL CORREO.

«Cogimos el casco y las chaquetas que teníamos colgadas y nos subimos al coche sin saber nada de nada», ha recordado este miércoles Telleria, tras posar precisamente junto a los dos camiones que aquel día los llevaron al incendio, y que han permanecido expuestos frente a la casa consistorial de Santurtzi durante la mañana, donde han sido visitado por los alumnos de varios colegios de la zona. Cuando le preguntaron qué se encontró al llegar, Telleria ha respondido: «El infierno. Nunca había visto nada parecido». También Esteban se sobrecogió al recordar aquella fecha. «El chaquetón había que quitárselo porque del calor se nos quedaba pegado al cuerpo», revivió.

Los dos hombres recibieron una pequeña estatuilla con forma de un casco de bomberos. El alcalde de Bilbao les felicitó por su actuación de aquel día, «que es reflejo de la colaboración interinstitucional». «Algo muy nuestro», apuntó Aburto, que además ha destacado la solidaridad «reflejada en los bomberos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos