Homenaje al maestro Rodrigo

Jorge Mambrilla, Carmen Vaquerizas, Miguel Ángel y David Matía/SERGIO MARCOS
Jorge Mambrilla, Carmen Vaquerizas, Miguel Ángel y David Matía / SERGIO MARCOS

El guitarrista Rolando Saad, acompañado por la Orquesta Sinfónica Estatal Ucraniana de Chernígov, ofreció el Concierto de Aranjuez en el Palacio Euskalduna

TXEMA SORIA

El guitarrista argentino Rolando Saad es un viejo conocido de Bilbao. Cada año, tanto en la época navideña como en Semana Santa, organiza diferentes conciertos con distintas orquestas, la mayoría provenientes del este de Europa, y actuaciones de ballet en muchas de las capitales españolas. Bilbao es una de las paradas obligatorias en estas giras.

Saad, ayer por la noche, actuó como guitarrista solista en el auditorio del Palacio Euskalduna, donde homenajeó, junto a la Orquesta Sinfónica Estatal Ucraniana de Chernígov, dirigida por Mykola Sukach, al maestro Joaquín Rodrigo. En la segunda parte interpretó una de las piezas, el ‘Concierto de Aranjuez’, que más ha tocado a lo largo de su vida. El programa anunciaba que el concertista también iba a tocar piezas como ‘El tambor de granaderos’ y ‘La Revoltosa’, de Ruperto Chapi; ‘Fantasía para un gentilhombre’ -esta obra, que tocó por primera vez en 1988, es la primera del maestro Rodrigo que interpretó-; ‘Carmen’, de Georges Bizet; ‘Agua, azucarillos y aguardiente’, de Federico Chueca; y ‘El Amor Brujo’, de Manuel de Falla.

El guitarrista argentino, que lleva más de tres décadas de carrera artística -inició su trayectoria profesional como concertista a los 19 años-, siente verdadero fervor por la guitarra. Un gravísimo accidente de tráfico sufrido en 1996 estuvo a punto de retirarle de la música. Su pasión por el ‘Concierto de Aranjuez’ fue la que le ayudó a recuperarse y a volver a los escenarios. Saad es el guitarrista que más veces -900 audiciones- ha tocado esta obra. Se calcula que más de dos millones de espectadores han podido disfrutar con su interpretación.

Entre quienes se acercaron al concierto se encontraban Jon Ortuzar, viejo amigo del guitarrista, con quien se fue a cenar tras el concierto; Luis Luque, Merche Cabezón, Loli Conde, Mentxu Corral, Paco Funcia, Javier Rodríguez, Arantza Mendizabal, Néstor y Auxili Durango, Jorge Mambrilla, Carmen Vaquerizas, Miguel Ángel y David Matía. Asimismo se acercaron a la cita musical Isabel Herreros, que estuvo acompañada por sus hijas Isabel y Estíbaliz Zorrilla; Roberto Busto, Juan Carlos Rueda, Meritxel González Intxausti, Juan Carlos Valle, Mercedes López, Pilar Ruiz, Fernando Valle, Marian Eguizabal, Jon Errazkin, Alejandro Ramos, Antonia Masa, Jonatan Ulibarri, Amaia González y la actriz Esther Velasco, que acudió con hermana, Carolina Velasco, y su madre, Esther Arrizabalaga.

No faltaron Jesús María de Diego, María Jesús Ajenjo, Esther Artola, Pedro Carlos Bergara, María Paz López Angulo y su nieto, Asier Riaño; José Luis Pérez, Lourdes García, Koldo Arzuaga, Mari Carmen Muguruza, Carmen Olabarri, Pedro Liébana y su hija, Raquel Liébana; Manuel Tazar, Maitane Narbaiza, Patricia Merino, Carlos Fernández, la guitarrista Belén Bárcena, Idoia Vallejo, Marta Laiseka, Blanca Uriarte, gerente de Max Center; Gemma Uriarte, Rafa Martínez de Bourio, el sumiller Iñaki Suárez, del restaurante Patxi Larrocha; y Ana Mezo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos