Muere un vizcaíno de 31 años atropellado en Miraballes tras apearse de su coche para señalizar otro accidente

El coche que ha atropellado al hombre./LUIS CALABOR
El coche que ha atropellado al hombre. / LUIS CALABOR

El siniestro se produjo a las ocho de la tarde de este viernes en la AP-68 en sentido Bilbao

Bruno Vergara | AINHOA DE LAS HERAS
BRUNO VERGARA | AINHOA DE LAS HERASBilbao

Un conductor vizcaíno de 31 años falleció este viernes al ser arrollado por un vehículo cuando señalizaba un accidente previo en la autopista AP-68, a la altura de Ugao-Miraballes, según informó un portavoz del Departamento vasco de Seguridad. El siniestro inicial se produjo sobre las ocho menos cuarto de la tarde en dirección hacia Bilbao. Según informaron testigos del suceso y a falta de que concluya el atestado que elabora la Unidad de Tráfico de la Ertzaintza, un ‘Bmw’ había perdido el control tras salir de una curva y había quedado parado en el carril central dado la vuelta.

Este primer siniestro se produjo a la altura de un restaurante, visible desde la vía y que está ubicado en un área de servicio, en el punto kilómetrico 6, en un tramo muy oscuro. En el momento del atropello había anochecido, por lo que la visibilidad se había reducido. Un coche, de la marca ‘Hyundai’, que se aproximaba por detrás se detuvo al ver el coche en mitad de la calzada con la intención de ayudar. El obstáculo podía poner en peligro al resto de usuarios de la vía, que se acercaban a gran velocidad después de trazar un tramo en curva.

El hombre se apeó para señalizar el riesgo y alertar a otros conductores cuando fue alcanzado por otro turismo, un ‘Opel Astra’. El hombre, que llevaba un buzo de trabajo, falleció en el acto. Viajaba con un compañero. En un primer momento se informó de que podía tratarse de un operario de la autopista, pero este dato era erróneo. Estos trabajadores tienen prohibido bajar a la vía a marcar un accidente. Deben hacerlo mediante los rotativos hasta que llega la Ertzaintza, cuyos agentes se encargan de colocar las señales y en su caso de cortar el tráfico.

Bomberos y ambulancias

De inmediato se movilizaron dotaciones de Bomberos y ambulancias. Los sanitarios no pudieron hacer nada por salvar la vida del herido. El conductor del Astra tuvo que ser trasladado en ambulancia hasta el hospital de Cruces. Dos carriles de los tres que existen en este tramo quedaron cortados mientras trabajaban allí los servicios de emergencia. En total fueron cuatro los vehículos implicados.

Febrero se ha convertido en un mes negro para la seguridad vial en Bizkaia. La semana pasada, otros dos conductores perdieron la vida en la carretera al colisionar de manera frontal un bizkaibus y un camión en un punto negro en obras en la N-240, a la altura de Galdakao. Los dos afectados se dirigían en ese momento a trabajar. El chófer del autobús iba a iniciar la ruta en Bilbao tras recoger el vehículo en las cocheras de Lemoa y el camionero se dirigía a una cantera de esta localidad vizcaína a cargar áridos cuando se encontraron en una curva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos