La hermana del joven arrollado en Bolueta: «Oramos para que despierte»

«Los médicos dicen que es muy raro que siga dormido. Ojalá acabe prontoe sta agonía», afirman los familiares de Cristian Andrés Betancourt

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

La familia de Cristian Andrés Betancourt, el joven colombiano arrollado el pasado lunes en Bolueta por un BMV que iba ‘picado’ con otro coche a toda velocidad, cayó ayer en el desánimo. Los informes médicos, que avanzaron inicialmente una evolución favorable, tornaron en desesperanza: «Tras quitarle la sedación, ya tendría que estar despierto, pero sigue con los ojos cerrados. Los médicos nos dicen que es muy raro que siga dormido», afirmó su hermana Estela. Las próximas 24 horas serán cruciales: «Oramos para que Cristian abra los ojos y despierte bien. ¡Ojalá acabe pronto esta agonía, aunque los doctores no descartan lo peor! Nos dicen que igual podría quedar mal de la cabeza».

Este colombiano de 33 años, natural de Pereira, recaló hace diez años en Bilbao y desde entonces se ha ganado el aprecio de las personas con las que ha tratado. En Construcciones Uribitarte, la empresa en la que trabajó de albañil los últimos cinco años, hasta que a finales de noviembre emigró a Londres para cumplir su «sueño» de aprender inglés y abrirse nuevos horizontes profesionales, le definen como un joven «sumamente educado. Muy buen currela, muy buena gente y muy espabilado», elogia el constructor Paul Anitua.

El atropello se registró el lunes en un polígono de Bolueta, donde se produjo durante ‘pique’ entre dos vehículos que iban a toda velocidad, según ha podido confirmar este periódico entre amigos y familiares de la víctima. El accidente tuvo lugar a las ocho y media de la mañana, al término de los cotillones y fiestas que se celebraban en las dos discotecas que funcionan en esta zona periférica de la ciudad. De camino a la estación del metro, Cristian Andrés Betancourt fue arrollado en la acera por un BMW de color negro que iba compitiendo con un Opel Corsa gris plata. Al parecer, el primero de los coches perdió el control tras un derrape o un trompo, e invadió el tramo peatonal por el que circulaba Cristian junto a otro amigo, de 23 años, que también resultó herido. Tras la colisión, el conductor se dio a la fuga

La Policía Municipal volvió este miércoles a hacer un llamamiento a la colaboración ciudadana para intentar esclarecer las circunstancias en las que se produjo el atropello en el polígono Santa Ana, a la altura de la calle Tellería número 1. Los testigos pueden llamar al teléfono 94 420 50 40 de la Unidad de Atestados. La Guardia Urbana ha asumido la investigación del caso, volcada en dar con el paradero de los dos conductores implicados en la carrera que acabó con el arrollamiento de estas dos personas, confirmada también por fuentes de la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos