El cadáver de Jon Bárcena no presentaba signos de violencia

Una furgoneta de la Ertzaintza en la zona en la que ha aparecido el cuerpo./Igor Aizpuru
Una furgoneta de la Ertzaintza en la zona en la que ha aparecido el cuerpo. / Igor Aizpuru

Una amiga de la familia, que participaba en la búsqueda organizada por familiares y amigos, ha encontrado el cuerpo del joven en un pinar de la península de Trebitu en el entorno del pantano de Urrunaga. Según los primeros indicios no presenta signos de violencia

JAN ECHEVARRÍA | ÓSCAR B. DE OTÁLORA

Un grupo de voluntarios formado por amigos y familiares de Jon Bárcena, el joven desaparecido en el Gorbea el pasado 30 de diciembre, ha hallado este domingo el cuerpo del montañero vizcaíno en el entorno del pantano de Urrunaga, en el término municipal de Legutio (Álava), según ha confirmado el Departamento de Seguridad. Un familiar del joven de Berriz ha identificado el cadáver, ha informado la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. Fuentes de Interior, además, apuntaban a las 16 h. de este domingo que los primeros indicios indican que el cuerpo del joven no presenta signos de violencia, a falta de que se le realice la autopsia.

El hallazgo se ha producido a las nueve de la mañana en un pinar de la zona de Trebitu, una península ubicada en el propio embalse, con mucha actividad, donde abundan las explotaciones ganaderas, los caseríos y las cabañas de pescadores. Ese es el lugar en el que, al parecer, se encontraron prendas del joven a principios de enero (está a una distancia considerable de la orilla: 500 metros) y que ha sido rastreado por la Ertzaintza desde que arrancaron las búsquedas. La familia de Bárcena había organizado para hoy una batida en la zona donde se ha localizado el cuerpo. A esta se han sumado amigos y allegados, hasta un centenar de personas. Miembros de la policía científica han estado en el lugar en el que se ha encontrado el cuerpo sin vida del joven de Berriz para recoger evidencias de lo sucedido. El juez instructor del caso ya abandonado la zona tras ordenar el levantamiento del cadáver, que ha sido trasladado en una furgoneta.

Más información

Al acercarse a las inmediaciones del pantano, una amiga de la familia, que participaba en la búsqueda ha observado la presencia del cadáver. De inmediato ha avisado a los buzos de la Ertzaintza que también se encontraban en la zona, -ya que estaban inspeccionando periódicamente el lugar para intentar hallar al desaparecido-, quienes han certificado que el varón se encontraba sin vida.

Según ha reconocido la consejera de Seguridad del Gobierno vasco, Estefanía Beltrán de Heredia, en declaraciones a los medios de comunicación en Bilbao, el cuerpo ha sido hallado en un lugar «próximo» a donde hace semanas aparecieron sus pertenencias, en «una zona boscosa, fuera del agua».

En este sentido, Beltrán de Heredia ha recordado que en un primer momento, tras buscar por la zona, todas las hipótesis llevaron a la Policía vasca a centrar su investigación en las inmediaciones del pantano. En declaraciones realizadas el pasado 10 de enero, la propia consejera fue más allá al considerar que «lo más probable» era que el joven estuviera «sumergido en el pantano».

Este domingo, por su parte, Beltrán de Heredia reconocía que «todo hace pensar que es Jon. Un familiar así lo ha reconocido, pero hay que esperar a que la investigación forense concluya para determinar que es él y las circunstancias de su muerte», ha sostenido.

«Datos concluyentes»

Cuestionada por si el cuerpo presentaba signos de violencia, Beltrán de Heredia ha reconocido que no hay todavía «datos concluyentes» y ha abogado por esperar a que la investigación forense finalice para determinar las causas del fallecimiento. «En todo caso, quiero expresar mi solidaridad con el dolor de la familia y agradecer también la participación ciudadana que, desde el principio, ha aportado información y colaborado en la búsqueda», ha añadido.

Jon Bárcena Amezua desapareció en el Gorbea el pasado 30 de diciembre, después de abandonar el ascenso a la cumbre del monte, que había iniciado junto a unos amigos. Aunque durante varios días se mantuvo operativo un dispositivo de búsqueda, fundamentalmente en el pantano de Urrunaga, tras tener constancia que estuvo por la zona, finalmente quedó suspendido.

El último mensaje de su madre, Karmen Amezua, a través de Twitter fue con motivo del 20 cumpleaños del joven. En él lamentaba no saber de su paradero y la imposibilidad de encontrarle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos