El Consorcio y la bodeguera Victoria Cañas, Txikitos de Honor

El cantante Iñaki Uranga y la bodeguera María Victoria Cañas . / FERNANDO GÓMEZ

La 20ª edición de los galardones les reconoce su contribución a la hora difundir «el espíritu dinámico» de los txikiteros

MARÍA DE CASTRO

Este mediodía no cabía una txapela en el Palacio La Bolsa, que estaba abarrotado de bilbaínos de pro que se han acercado a la entrega de la 20ª edición de los 'Premios Txikitos de Honor'. Tal y como ha explicado Jon Aldeiturriaga -gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo- estos galardones homenajean a personajes públicos que difunden «el espíritu dinámico de los txikiteros» por el mundo. Este año el grupo musical El Consorcio y la bodeguera María Victoria Cañas han recibido el trofeo. Como manda la tradición, se trataba de un vaso de txikito que se han llevado a los labios tras descubrir la bandera de la peña del Athletic del Casco Viejo que envolvía el monumento conmemorativo 'Hito de los Txikiteros'.

En la escultura, situada en una esquina del vestíbulo del Palacio La Bolsa, aparecen grabados los nombres de todos los premiados hasta la fecha. A partir de hoy dos placas más rubrican el monumento, algo que los condecorados han celebrado con regocijo. «Mi corazón hoy se ensancha», ha asegurado la bodeguera Victoria Cañas, oriunda de la Rioja, que ha asegurado que «nadie puede decir que ha visitado Bilbao si no ha estado en el Casco Viejo» y ha evocado sus primeros tragos compartidos con amigos por las arterias de la parte vieja de la ciudad. Del mismo modo se ha expresado el cantante Iñaki Uranga, quien ha recogido el trofeo en representación de todo el grupo de música Consorcio. «Pienso poner este trofeo en mi casa, junto al Grammy», ha afirmado sonriente.

Tras el acto, promovido por la agrupación Txikitero Artean, los homenajeados se han dirigido al compás del txistu de Mikel Bilbao a la peña del Athletic situada en la calle Pelota. Respaldados por algunos miembros de la corporación municipal, como Iñigo Pombo o Beatriz Marcos, han dado buena cuenta de los vasos de txakolí que corrían por la barra. «Hay que mantener vivas las viejas tradiciones».

Temas

Bilbao

Fotos

Vídeos