Gipuzkoa pagará casi 50 euros más por tonelada que Bizkaia por traer sus basuras a Zabalgarbi

Vista de la planta Zabalgarbi./
Vista de la planta Zabalgarbi.

El Consejo de Gobierno de la Diputación aprobará mañana un convenio que estará operativo desde el 1 de septiembre de este año al 31 de diciembre de 2019

JOSÉ DOMÍNGUEZ

La diputada de Sostenibilidad, Elena Unzueta, ha desgranado esta mañana en comisión de las Juntas Generales los pormenores del convenio alcanzado con la diputación de Gipuzkoa para tratar en las instalaciones vizcaínas su basura y que el Consejo de Gobierno de la institución foral vizcaína aprobará mañana. Y, como ya adelantó este periódico, los guipuzcoanos abonarán un total de 135,30 euros por tonelada de residuo, lo que a la postre serán 48,82 euros más que lo que hoy pagan los vizcaínos,

La razón aducida por la responsable foral es doble. De un lado, porque el coste «real» de tratamiento son 119,76 euros, «aunque a los municipios del territorio solo les cobramos 86,48 y la diferencia, 33,28 euros, es asumida por la sociedad pública Garbiker». Gipuzkoa no podrá beneficiarse de esta ayuda «porque no es Bizkaia».

Por otro lado, el consorcio que gestiona los residuos guipuzcoanos deberá abonar otros 15,54 euros por tonelada en compensación por la «variación de los flujos» de la basura vizcaína que habrá que hacer para dar cabida a la guipuzcoana. «Va a caber todo el residuo, estén ustedes tranquilos», ha garantizado Unzueta a los grupos junteros a pesar de que las actuales infraestructuras forales ésten muy cerca del tope de su capacidad. De hecho, desde el grupo juntero EH Bildu, se ha informado que la Planta de Tratamiento Biológico TMB trata al año 176.000 toneladas de residuos cuando su tope son 180.000, mientras que Zabalgarbi incinera 232.000 toneladas anuales y su máximo son 240.000.

La solución que ha dado la diputada de Sostenibilidad es reajustar los porcentajes de desechos que se trabajan en cada planta. «A Zabalgarbi llega mucha fracción ha tratada en TMB en forma de bioresiduo secundario» que podrá trasladarse directamente al vertedero foral de Artigas. «No íbamos a tomar ninguna decisión que pusiese en peligro la gestión de los residuos en Bizkaia», ha insistido.

En cuanto al contenido del convenio, los terminos son los ya adelantados por este periódico el pasado jueves. Los camiones de Gipuzkoa comenzarán a venir a partir del 1 de septiembre con un tope de entre 20.000 y 25.000 toneladas. Durante este tiempo el precio serán los 119,76 euros del coste real por tratar cada tonelada más la mencionada compensación de 15,54 euros también por tonelada.

El convenio contempla también una segunda fase desde el uno de enero al 31 de diciembre de 2019 en la que podría llegar entre 25.000 y 60.000 toneladas más. En este periodo la tarifa será similar pero actualizada, con la salvedad de que se reducirán los 15,54 euros de complemento en cuanto empiece a funcionar la planta de tratamiento biológico que la diputación guipuzcoana construye en Zubieta y que podría entrar en servicio «en marzo o abril». De hecho, la institución foral vecina confía en tener definitivamente resuelto el problema de sus basuras en otoño, que es también cuando se prevé la inauguración de su propia incineradora, aunque el convenio contempla una prorroga de otros dos años por si estos plazos no llegasen a cumplirse.

Elena Unzueta ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado porque «no perjudica a Bizkaia y es solidario con la situación de Gipuzkoa». Además, ha recordado que aleja definitivamente el fantasma de que las basuras guipuzcoanas acabaran vertiéndose sin tratar en el vertedero vizcaíno de Mallabia. El único que se había presentado al concurso público convocado por el territorio vecino para dejar los residuos que ya no puede llevar a su vertedero de Lurpe, en Mutiloa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos