El Correo

¿Ha sido infiel Miguel Ángel Revilla? Bertín Osborne lo descubre en 'Mi casa es la tuya'

Revilla charla con Bertín.
Revilla charla con Bertín.
  • El programa del presidente de Cantabria estuvo repleto de anécdotas: desde el mísero banquete que sirvieron en la boda de Felipe VI y Letizia hasta el «vértigo horroroso» de Bertín, pasando por el «gordinflas» de Kim Jong-un

Miguel Ángel Revilla, el presidente de Cantabria, ha sido el nuevo invitado de 'Mi casa es la tuya'. Bertín Osborne ha viajado a la comarca de Liébana para encontrarse con el cántabro, que le tenía guardada una sorpresa. Y es que el político ha aprovechado la visita del cantante madrileño para sugerirle que se mudara a una casa de la población y, como no, para hacer un poco de publicidad de su querida tierra.

Como no podía ser de otra manera, la entrega ha estado repleta de anécdotas de Revilla, que poco ha dejado hablar Bertín Osborne. Y es que el presidente ha vuelto a demostrar que tiene cuerda para rato. Tras un inicio de formato encarado a hacer publicidad de Cantabria, los dos protagonistas de la velada se han sentado en el sofá de la masía para empezar una distendida conversación.

José Luis Rodríguez Zapatero ha sido el protagonista de la primera anécdota que comentó Revilla. El presidente autonómico también se encargó de mostrarle las tierras cántabras al expresidente del Gobierno cuando estaba en proceso de mudanza. Zapatero se enamoró de la naturaleza del norte de España y le pidió que le escribiera una carta a Sonsoles, su mujer, para convencerla que era una tierra maravillosa para venir a vivir. «Nunca recibí una respuesta y mira que le escribí una carta bonita», confesó el entrevistado.

Revilla contó cómo lo dejó todo para dedicarse a la política por culpa de un manifiesto revolucionario que bautizó como 'El manifiesto de los 100'. «Cuando murió Franco, en la articulación de la España democrática pedí que Cantabria recuperara su nombre y que dentro del país se convirtiera en una autonomía uniprovincial», explicó el político. «Yo en ese momento trabajaba en el Banco de Santander y Emilio Botín se cabreó mucho. Tuve que dejarlo todo, me supuso un problema familiar enorme…», añadió orgulloso de su manifiesto.

Revilla y su mujer.

Revilla y su mujer.

«El Papa Francisco se ha quedado corto. Tendría que decir que cómo es posible que nos gastemos el presupuesto militar que nos gastamos en todo el mundo… 58.000 millones de euros, 58 veces el presupuesto de España», dijo opinando sobre el Papa Francisco. Seguidamente, no tuvo problema en cuestionar el actual presidente de los Estados Unidos. «Trump ha llamado a Rajoy para que doblamos la inversión en armas. La gravedad de eso es que cuando se hacen armas es para gastarlas. Es un loco controlado por otros locos que dominan el mundo y controlan las guerras, las finanzas… Este tío me tiene preocupado», confesó.

«El hambre es lo más terrible. El Papa tendría que salir y llamar a todos los países que se consideren católicos que no se gaste ese dineral en armas y sí en desarrollar el tercer mundo», añadió. También aprovechó para opinar sobre Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte. «El gordinflas este es un pirado, haces una encuesta a nivel mundial y la gente le tiene más miedo a Trump», zanjó.

El polémico banquete de la boda del Rey

Sin duda, uno de los temas más polémicos y divertidos de la velada es cuando Revilla confesó el mísero banquete que les sirvieron en la boda de Felipe VI y Letizia. «Fui pensando que en una boda de tanto tronío iba a estar la cosa fuerte… Fue una decepción», explicó el político con pelos y señales. Esa misma noche no pudo contenerse y contó la misma historia en un programa de televisión y, unos meses después, Javier Sardà lo emitió en Crónicas Marcianas.

«Fue la única vez que tuve redactada mi dimisión. Pensaba que me rechazarían por contar esa verdad pero fui a un acto del Premio Príncipe de Asturias y me aplaudió todo el mundo», recordó mientras afirmaba que Aurora, su mujer, le ha insistido en numerosas ocasiones que sea más comedido.

¿Ha sido infiel Miguel Ángel Revilla? Bertín Osborne lo descubre

El vértigo de Berín

Revilla también enfrentó a Bertín al vértigo. Los picos de Europa fueron uno de los puntos clave del encuentro donde además el entrevistado enseñó el trozo de madera más grande que se guarda de la cruz de Cristo (o al menos eso se cree). Subieron en teleférico. «Tengo un vértigo horroroso», avanzó el cantante antes de empezar la subida. A mitad de camino, Bertín tuvo que sentarse en el suelo de la cabina para evitar tener un ataque de pánico mientras el presidente de Cantabria aprovechaba para cachondearse de él. «¡Me cago en la leche! ¡Con lo grande que eres! ¿Dónde notas la presión? ¿En las partes bajas, no? Como un hormigueo», exclamó Revilla entre risas mientras el presentador las pasaba canutas.

Una vez en lo más alto de los Picos de Europa, los dos se encontraron con Aurora, mujer de Miguel Ángel, con la que pudieron disfrutar de una impresionante comida ante unas vistas espectaculares. Durante el banquete, Revilla siguió contando anécdotas sin parar hasta que Bertín les retó a una partida de dados para intercambiar las últimas preguntas de la entrega. Fueen ese momento cuando Aurora ha aprovechado para preguntarle a su marido si le había puesto los cuernos. «Te lo juro, nunca en mi vida pero sí que te he mentido. Te he dicho que no me volvería a presentar a las elecciones muchas veces y lo he hecho», respondió entre risas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate