El Correo

José Bono confiesa a Bertín el secreto de su pelo creciente y el motivo de su dimisión

Bono confiesa a Bertín el secreto de su pelo creciente
  • Bertín Osborne viaja hasta Salobre para hablar con el exministro sobre su trayectoria política

Bertín Osborne ha viajado hasta la localidad albaceteña de Salobre para encontrarse con José Bono, el protagonista de este miércoles en «Mi casa es la tuya». El sitio elegido para el programa ha sido la casa que conserva en su localidad natal el que fuera ministro de Defensa y presidente del Congreso de los Diputados durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero. En ella guarda «tesoros» como el escaño que ocupaba en el Congreso en el 23-F, entre muchos otros. Allí también está la razón por la que él se dedicó a la política: su padre fue alcalde falangista de su pueblo durante la dictadura.

«Cuando nací aquí pensaron que podía valer para cuidar cabras y fui Ministro de Defensa», cuenta entre risas José Bono sentado frente a Bertín Osborne en un sofá color crema. El exministro también habló sobre sus intenciones de ser sacerdote cuando era joven, idea que abandonó para hacer su carrera universitaria coincidiendo con el inicio de su militancia en el PSOE. Sus planes eran sencillos: estudiar en la universidad y después decidir, pero se coló la política en su vida. Discrepancias con la Iglesia ha tenido varias: «No me agradaba el Papa Juan Pablo II. Me di cuenta cuando le vi recriminándole a Ernesto Cardenal con el dedo inquisitivo mientras él estaba de rodillas. Y, después, fue a Chile, a la Chile de Pinochet. Le dio misa y la comunión a un tipo que había hecho mucha sangre...», dice Bono. Eso sí, para el Papa Francisco solo tiene buenas palabras: «Me cae de cine. Es un hombre sincero y sencillo».

También recordó que él nunca ha tomado los colores de cada uno como pretexto. Aprendió desde el primer momento que hay gente buena tanto en un lado como en el otro: «Si mi padre era mi padre y lo quería con locura y era falangista», dice Bono. «Aprendí que la vida vale más que la política porque aprendí que a las buenas personas no las hace el carné», añade, «porque además cuando fue el golpe de estado se afilió al Partido Socialista y a la UGT y me enteré cuando la Guardia Civil me trajo su carné al morir».

El político también ordenó sus recuerdos de los momentos que marcaron su carrera profesional: su llegada al gobierno manchego, los terribles atentados del 11-M, su relación con Rodríguez Zapatero, quién fue la persona que le informó de que había sido elegido Ministro de Defensa y el motivo que lo llevó a abandonar este cargo.

Yak-42 y el Rey

Hubo palabras para el caso del Yak-42. «Se hicieron dos cosas muy mal. No tendríamos que haber llevado ese avión porque, de hecho, ya lo habían descartado otros países. Tampoco fue bien la identificación de los cadáveres porque se hicieron muy mal y muy de prisa», aseguró Bono. «Ahora ha vuelto a salir porque el Consejo de Estado lo ha hecho por unanimidad de sus miembros y mi nombre sale porque fui el que les dije a los familiares 'os juro que no descansaré hasta que salga la verdad'», añade. Ante esta respuesta, Bertín no dudó en preguntarle por los documentos que supuestamente tienen en su posesión. «Me llevé unos documentos porque no querían dármelos, pero los devolví a los pocos días», concluye.

¿Por qué dimitiste? Esta fue otra de las preguntas más esperadas del programa: «Me he guardado esta respuesta casi diez años, Bertín». «En noviembre de 2005 le dije al presidente Zapatero que no podía ser Ministro de Defensa si el estatuto de Cataluña venía a impulsar el movimiento secesionista... Habiendo arrestado al general Mena, que lo cesé por no ser respetuoso con los políticos catalanes. Una medida consultada con el Rey y con Zapatero», cuenta el exministro. «Estaban claras las intenciones aunque Zapatero no quisiera verlas», aclara.

«Salió con más gloria que pena de la política. José Bono es poliédrico. La gente lo quiere o lo odia», comentaba el periodista Fernando Jáuregui. «Fue un buen ministro de Defensa, pero quizás lo llevó a terrenos demasiado personales», añade. Y es que al exministro siempre le ha gustado mostrar su mayor debilidad: el amor por su familia. Pero no fue el único debate que el periodista desató: «Hubiese sido mejor presidente de Gobierno que Zapatero», a lo que contestó: «Felipe es más jefe, Zapatero es más amigo».

Pero, hablando de figuras imprescindibles para España, también hablaron del Rey (el vigente y el Emérito, aunque los grandes halagos fueron para Felipe): «Para mí es clave. Trasladó a los españoles un sosiego... Para ganar unas elecciones hay que sacar más votos que los que no te votan y que los que no te voten que te respeten».

El pelo de Bono

No todo fue política. También hubo conversaciones para relajar el ambiente. «Tú estás bien de pelo», afirmó Bertín. «Yo estoy bien de pelo porque me he puesto», contestó sin ningún pudor el exministro.

Tras la comida, José, uno de los hijos de Bono, se unió a la conversación para dar su opinión sobre la profesión de su padre y confesó cómo este reaccionó cuando supo que había votado a Ciudadanos en las últimas elecciones. ¡Hablando de Ciudadanos! Albert Rivera, también participó a través de una videollamada. De hecho, la primera vez que el líder de la formación fue al Congreso de los Diputados. «Me alegro de poder decir que somos amigos», le dijo Bono a Rivera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate