El Correo

La miss italiana Gessica Notaro, rociada con ácido por su exnovio

Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de delfines.
Gessica Notaro trabajaba como entrenadora de delfines. / Facebook
  • Según los medios locales, la joven está hospitalizada y corre el riesgo de perder la vista de su ojo izquierdo

La miss italiana Gessica Notaro en uno de los primeros casos de violencia de género sucedidos en Italia en los primeros días de 2017. La joven de 28 años está ingresada en un hospital de la ciudad italiana de Cesena, donde se recupera de las lesiones sufridas en la cara y en el cuello como consecuencia del ataque de su exnovio, que al parecer le echó ácido a la cara el pasado martes.

Los médicos, además, temen que pueda perder la visión del ojo izquierdo, según los medios locales. «No me preocupa si me quedaré desfigurada. Quiero solo recuperar la vista, ya veo con un ojo y estoy feliz», ha declarado Notaro en una entrevista publicada hoy por el diario local 'Il Resto del Carlino'.

Por su parte, el presunto agresor está en prisión preventiva en una cárcel de Rimini, donde hoy testificó ante el juez en primera instancia y defendió su inocencia.

Relación turbulenta

Los hechos se remontan al pasado martes, cuando Notaro se disponía a entrar en su casa acompañada de su nueva pareja, cuando su excompañero sentimental, Jorge Edson Tavares, le tiró supuestamente ácido en la cara.

«Lo vi, vi a Eddy que tenía en la mano una botella de plástico, iba vestido de negro. No dijo una palabra, me lanzó el líquido y huyó. Fui detrás de él unos metros, gritando de dolor, la cara me ardía y la vista se me empañaba cada vez más», ha recordado Notaro en la entrevista publicada.

Notaro trabaja como modelo y cantante y llegó a ser finalista del certamen Miss Italia en 2007. Tavares, sin embargo, llegó a Italia hace años, estaba separado y tenía un hijo. Ambos se conocieron en Rimini y mantuvieron una relación turbulenta de dos años, e incluso llegaron a convivir, pero en agosto Notaro puso fin a este vínculo por los supuestos celos excesivos de su pareja.

Entonces, la italiana comenzó a sufrir acoso por parte del excompañero sentimental y decidió poner una denuncia ante la Policía que desembocó en una orden de alejamiento, que Tavares incumplió el pasado martes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate