El Correo

Una joven muere mientras hacía un directo en Facebook con su hijo

Keiana Herndon.
Keiana Herndon.
  • Keiana Herndon, de 25 años, se desplomó de forma inesperada mientras retransmitía un vídeo para sus familiares y amigos

La estremecedora historia de Keiana Herndon es un macabro reflejo de cómo las redes sociales pueden ser un espejo de la vida real hasta sus últimas consecuencias. Esta joven de 25 años y residente en Arkansas, en Estados Unidos, retransmitió en directo su propia muerte a través de Facebook Live cuando estaba con uno de sus hijos.

La joven se encontraba cantando para sus seguidores cuando de pronto se ve cómo su móvil se cae al suelo debido a que empezó a tener dificultades para respirar. Finalmente la mujer fallece ante la atenta mirada de sus amigos y familiares y entre los gritos de su pequeño, asustado por lo que le estaba pasando a su madre.

La familia de Keiana lamenta que la joven falleciese ante la presencia de numerosos personas que no pudieron hacer nada por salvar su vida. De hecho, el número de seguidores que se conectaron a la retransmisión en directo fue en aumento a medida que se comprobó que la mujer tenía problemas respiratorios. Fue un amigo de la joven el que llegó al lugar 30 minutos después y, tras desconectar el móvil, llevó a la mujer al hospital. El vídeo cuenta con miles de reproducciones, aunque el que todavía no lo ha podido ver ha sido su padre, quien asegura no tener fuerzas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate