Sirenas y fuegos controlados en el Casco Viejo de Bilbao

Un bombero apaga uno de los fuegos prendidos para el simulacro de incendio. / Borja Agudo

Bomberos de los parques de Deusto y Miribilla realizaron un simulacro de incendio en la estación de Metro y Euskotren ayudados por voluntarios

Eider Burgos
EIDER BURGOS

Si anoche escuchó sirenas en el Casco Viejo de Bilbao, que sepa que no había de qué preocuparse. Las alarmas no fueron más que un simulacro de incendios que Bomberos de los parques de Deusto y Miribilla llevaron a cabo en la estación de Metro y Euskotren de Zazpikaleak. El supuesto, un fuego originado en unas oficinas y que dejaba a varias personas atrapadas en los andenes, para lo que se contó con la ayuda de voluntarios.

El ejercicio, que arrancó en torno a las 23.30 horas del jueves en la salida de San Nicolás, requería poner en práctica tres niveles de actuación: extinción de las llamas, triaje (evaluación de la situación y establecimiento de prioridades), rescate de las víctimas y evacuación. Para ello, se prendieron pequeños fuegos controlados, se llenó la estación de humo y se trasladó a los 'heridos' hasta una ambulancia. El simulacro se prolongó hasta la una y media de la madrugada del viernes.

Más información

El incidente, de haberse tratado una situación real, se habría saldado con un herido leve, tres graves y otras 16 personas ilesas, informaron los servicios de emergencias a través de Twitter. Es por eso que, recordaron, «la formación y el entrenamiento son vitales» con el fin de dar una más «rápida respuesta».

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos