Una fragata inglesa apresa a los piratas que intentaron asaltar el 'Galerna III'

El 'Galerna III' es un barco atunero construido en 2014 y con bandera de Seychelles. / ARMON
El 'Galerna III' es un barco atunero construido en 2014 y con bandera de Seychelles. / ARMON

Fueron localizados a última hora del sábado cerca de la zona en la que se produjo el incidente, al noroeste de la isla de Mahé

JULEN ENSUNZA

La tripulación del 'Galerna III' y la flota atunera vasca en general se despertó ayer con una buena noticia. Si la víspera los integrantes del buque bermeotarra se llevaron el susto de sus vidas nada más comenzar la jornada por el intento de asalto sufrido por parte de un 'skiffe' de piratas somalíes -8.55 de la mañana hora local, tres menos en Euskadi-, esta vez les informaron que una fragata británica había detenido tanto a la embarcación que intentó el abordaje como a la nave nodriza desde la que partieron poco antes los corsarios.

Y es que nada más constatar que una lancha sospechosa se acercaba a toda velocidad por popa, el patrón del buque bermeotarra avisó del incidente al Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima de la Armada española para poner en marcha el correspondiente protocolo de actuación. Los resultados no se hicieron esperar y las labores de rastreo de la zona permitieron localizar a los corsarios a última hora del sábado cerca de donde tuvo lugar el incidente.

«No sabemos exactamente si los militares encontraron armas en el barco nodriza al realizar el registro o por el contrario las habían lanzado al mar cuando detectaron la presencia del buque inglés, pero lo que está claro es que entre los vigilantes de seguridad que llevamos a bordo y la presencia militar ya no lo tienen tan fácil como antes», apuntaron desde el atunero perteneciente a la empresa Albacora de Bermeo. El intento de abordaje del sábado, sin embargo, dejó patente que el problema de la piratería sigue latente, pese a que no se habían registrado incidentes de este tipo desde finales de 2012.

El atunero avisó al Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima de la Armada

En puerto

«Aquí hay que estar siempre alerta. No se puede bajar la guardia porque como te descuides...», apuntaban ayer varios patrones bermeotarras que navegan por aquellas aguas. El 'Galerna III' es, junto al 'Intertuna tres', el único barco de la empresa Albacora -ambos cuentan con bandera extranjera- que se encuentra faenando en aguas del Índico en la actualidad. Y es que el resto de embarcaciones de la compañía y de la flota vasca en general que pescan con pabellón español se encuentra amarradas en puerto Victoria, islas Seychelles, desde el pasado día 5 debido al «cierre precautorio» establecido por el Gobierno de Madrid para la pesquería del atún rabil de aleta amarilla (Yellowfin).

La prohibición de pescar este especie, que se mantendrá hasta el próximo 31 de diciembre, responde a los datos actuales de capturas «que alcanzan un 82% del total de la cuota de la flota española para 2017, establecida en 45.682 toneladas», detallan desde el Ejecutivo central. El incidente del 'Galerna III', que prosigue con su actividad con total normalidad, tuvo lugar al noroeste de la isla de Mahé, en las Seychelles, dentro de aguas internacionales y ha puesto de nuevo en alerta a la flota atunera vasca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos