Fiestas y lujo en el crucero gay que ha recalado en Getxo

Banderas arcoíris y de los distintos países de los pasajeros cuelgan del ‘Celebrity Silhouette’.
Banderas arcoíris y de los distintos países de los pasajeros cuelgan del ‘Celebrity Silhouette’. / IÑAKI ANDRÉS

El 'Celebrity Silhouette', con 2.700 pasajeros homosexuales, en su mayoría estadounidenses, echa el ancla en Bizkaia dentro de un itinerario de once días

TXEMA IZAGIRRE

Las agencias de viajes buscan nuevos nichos de trabajo y los paquetes dirigidos al público homosexual suelen ser un filón. Y uno de los cruceros de temática gay más populares, el ‘Celebrity Silhouette’, recaló ayer en la terminal de Getxo con 2.700 pasajeros a bordo, atendidos por 900 tripulantes. El barco, de la naviera Celebrity Cruises, atracó en las instalaciones portuarias por primera vez en 2016, aunqu e la compañía es una «clienta» habitual de la Autoridad Portuaria de Bilbao, y muchos de sus barcos, entre ellos el ‘Millenium’, ya han descansado en sus muelles. De hecho, hace ya nueve años que otro de sus buques de temática gay echó el ancla en Bizkaia, sentando un precedente.

El ‘Silhouette’ atracó a las nueve de la mañana de ayer en Getxo. Partió de Amsterdam y tiene programadas escalas en La Rochelle, y después de zarpar de Bilbao, en La Coruña, Lisboa, Cádiz y Valencia, para finalizar en Barcelona, a lo largo de un total de once días -hasta el 14 de septiembre- en los que celebrarán más de cincuenta fiestas a bordo.

Un maratón de juerga en el interior de un barco de lujo con espectáculos hasta la madrugada. Eso aseguran sus cruceristas. «Hemos venido un grupo de amigos, que en estos cruceros es algo común. Conoces mucha gente y disfrutas de las fiestas. ¿Ligar? También, pero sobre todo se trata de pasárselo bien», comentaba Clay Lee, un tejano de 49 años. Zack Durden, de 27 y llegado también de Texas, respaldaba esta opinión: «La experiencia es genial para conocer gente nueva de muchas nacionalidades. Además, las fiestas son muy divertidas y puedes quedarte hasta la madrugada». El entretenimiento corre a cargo de Atlantis, con variopintos y multitudinarios actos. «Los shows son muy buenos. Es la segunda vez que vengo en este crucero, aunque la anterior vez fuimos hasta Atenas», recordaba Michael B, un estadounidense de 40 años que viajó ayer a San Juan de Gaztelugatxe con sus colegas. «Ha sido una excursión preciosa», opina su amigo Ben Salinas.

La temática del ‘Celebrity Silhouette’ era bien visible en la popa, donde cuelga la bandera arcoíris. A través de las acristaladas terrazas de babor y estribor algunos pasajeros optaron por exhibir las banderas de sus países: Brasil, Venezuela, Gran Bretaña… La agencia de viajes LGBT ‘Holigays’ vendía por 2.019 euros el viaje en este buque con cinco restaurantes, «un teatro de clase mundial», spa, césped y «catorce cubiertas de diseño», invitando a explorar «nueve puertos fascinantes en cuatro países increíbles navegando por lo mejor de España, Portugal y Francia». En realidad, el viaje está enfocado a un mercado muy específico y entre los pasajeros predominan los estadounidenses de buen poder adquisitivo y con alto nivel cultural.

Furgoneta con chófer

De hecho, el Guggenheim se llevó ayer la palma y fue uno de sus destinos favoritos. Cerca de 700 personas escogieron esta opción para ir en autobús, igual que Lee, aunque el tejano la completó con una excursión hasta San Sebastián en una furgoneta alquilada y con chófer, en la que viajaron cinco amigos. Hasta la capital guipuzcoana se trasladaron en torno a 150 personas, un número similar de los que optaron por dirigirse hasta Castro Urdiales. También cientos de viajeros optaron por visitar Getxo, principalmente en pareja y a pie. John La Coz, de Miami, estaba entusiasmado. «Tengo muchas ganas de conocer las ciudades de España», contaba este norteamericano de orígenes franceses y 54 años, que optó por dar un paseo por la localidad costera con su amigo Glenn Retuen.

Temas

Getxo, Gays

Fotos

Vídeos