Familias numerosas denuncian en su fiesta el «despropósito del gasto en libro de texto»

Los niños, los protagonistas de la jornada.
Los niños, los protagonistas de la jornada. / Luis Ángel Gómez

«La clase política vasca tiene muy poca sensibilidad con las familias numerosas», recriminan

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

La tradicional Jornada Familiar que celebra en estos momentos Hirukide, la Federación de Familias Numerosas de Euskadi, en el Parque de Doña Casilda de Bilbao, se desarrolla, como es habitual, bajo un doble prisma. Mientras cientos de niños acompañados de sus padres disfrutan de una amplia oferta lúdica, con hinchables, sesiones de esgrima y multitud de talleres de manualidades, además de karts y videojuegos, los responsables de este colectivo han vuelto a poner el acento en la «escasa sensibilidad de la clase política vasca» hacia sus reivindicaciones. Natalia Diez Caballero, directora de Hirukide, ha lamentado el escaso apoyo que las instituciones, con el Ejecutivo autónomo a la cabeza, presta a estas familias respecto a las políticas de ayuda y conciliación impulsadas por los gobiernos más avanzados de Europa. «Los hogares de clase media tienen aquí muy pocos apoyos».

En línea con las críticas mostradas en las ultimas semanas, Diez Caballero, madre de cuatro hijos, ha denunciado el «despropósito del gasto familiar» en libros de texto. Ha pedido la intervención de las AMPAS y «medidas concretas» de los centros escolares para promover la reutilización del material y facilitar así el ahorro. «Con la llegada de los libros digitales el gasto no se aminora al convivir en muchos casos estos libros con los de papel y requerir el pago de la licencia digital de forma anual».

La 19 Jornada Familiar Solidaria también ha servido de escenario para recordar a la Consejería de Educación que «sigue sin aplicar» el sistema de renta familiar estandarizada, promovido en 2012, y del que «dependen las ayudas y becas» para escolarización y comedores, entre otros conceptos. «Se creó para favorecer un reparto más equitativo de las subvenciones, pero al no aplicarse son muchas las familias que no pueden acceder a las exenciones por quedar fuera de los máximos de renta establecidos».

Diez Caballero también ha dirigido sus críticas a las Juntas Generales de Bizkaia por la decisión de anular las bonificaciones que venían aplicando -los descuentos fluctuaban entre un 10% y un 90%- más de 70 municipios del territorio desde hace varios años en el impuesto del IBI. «Ha sido un gran paso hacia atrás que solo ha servido para hacer más difíciles las situaciones más vulnerables», protestó. Tampoco ha pasado por alto las dificultades que las familias con a partir de tres hijos siguen encontrando para mandar a todos «al mismo colegio» o la demora que sufren hasta conseguirlo. «A veces nos tienen dos y tres meses esperándonos hasta decirnos si sí o si no».

Baja tasa de natalidad

Con la lluvia amenazante en todo momento, Hirukide ha insistido en la «injusticia» que entraña el sistema de renta familiar estandarizada por extender durante un solo año las ayudas económicas por hijo a cargo frente a las políticas de otros países, donde se extienden hasta que los perceptores cumplen la mayoría de edad. «Aquí solo se aplican en los primeros años de vida, aunque es a partir de la adolescencia cuando los hijos nos sacan más cuartos».

Si bien destacaron la exención de las tasas para la tramitación del pasaporte y DNI o la entrada en vigor del complemento por maternidad en las pensiones contributivas, las 24.600 familias numerosas censadas en el País Vasco siguen a la espera de la aprobación definitiva del Real Decreto que les garantiza un descuento del 25% en el recibo de la luz. «Llevamos más de un año de intensas reuniones y propuestas al Ministerio de Industria», destacó Diez Caballero, que urgió al Gobierno de Iñigo Urkullu a potenciar la combinación de medidas «económicas y de conciliación» para echar el freno al grave descenso demográfico que sufre Euskadi. «Seguimos con tasas de natalidad muy bajas», confiesa.

Temas

Bilbao

Fotos

Vídeos