Muere en Carranza aplastado por su propio camión

El suceso de ha producido en La Calera del Prado. / Luis Calabor

La víctima, de 35 años, quedó atrapada cuando una grúa trataba de remolcar su vehículo en una carretera de La Calera del Prado

MARTÍN IBARROLA

Un camionero de 35 años, vecino de Medina de Pomar, falleció ayer aplastado por su propio vehículo en La Calera del Prado, un pequeño pueblo del valle de Carranza ubicado en las faldas del monte Zalama. El suceso tuvo lugar sobre las dos de la tarde, después de que el chófer sufriera una avería en su camión y reclamara los servicios de una grúa. Al parecer, la cisterna se soltó y apresó al hombre en el momento en el que la máquina realizaba las maniobras. El cuerpo tuvo que ser rescatado por los Bomberos de la Diputación.

La grúa que acudió a la zona para ayudar a la víctima pertenece a la empresa baracaldesa Gruauto Asistencia, que ayer lamentaba «profundamente» lo ocurrido. «El camionero se había quedado sin aire y sin frenos. Cuando nuestros compañeros llegaron le preguntaron si había puesto el freno de mano y respondió que sí. El resto ocurrió muy deprisa», se dolía ayer un portavoz de la compañía. «Por alguna razón, el pobre hombre se metió en medio y cuando los operarios empezaron a hacer maniobras el camión lo aplastó contra la pala», añadió. La razón por la que pudo fallar el freno de mano todavía se desconoce. «La víctima era muy joven. Es una verdadera pena», señalaron los encargados de la firma.

Los conductores de la grúa se encontraban visiblemente afectados tras el accidente, pero no necesitaron asistencia médica. Aurora, una vecina del barrio, presenció la llegada de la Policía y de los servicios sanitarios, que certificaron de inmediato la muerte del joven. «Ha sido muy duro. Una amiga ha visto cómo el chico quedaba atrapado. Sólo ha escuchado unos gritos y todo ha pasado muy rápido», explicaba la mujer, quien detalló que el pueblo está separado por un río. La parte de La Calera corresponde a Bizkaia y la del Prado a Cantabria. El accidente sucedió en suelo vizcaíno.

Suministro a tractores

El camión pertenecía a la empresa burgalesa Huidobro de Gasóleos S.L., que suele rellenar los depósitos de la maquinaria agrícola de la zona. Una comarca eminentemente rural que soporta un incesante tráfico de vehículos cisterna que abastecen sus tractores con gasóleo.

Los encargados de la empresa, afincada en Medina de Pomar, no quisieron hacer ninguna declaración al respecto al no disponer «de información suficiente». Según explicó ayer la Ertzaintza, el suceso se considera un accidente laboral, ya que se produjo mientras se realizaban labores de reparación del vehículo. Osalan deberá ahora investigar las causas.

Fotos

Vídeos